En seis actuaciones pasadas del Rally Dakar el piloto ecuatoriano Sebastián Guayasamín estuvo con autos de distinta cilindrada, pero este 2021 incursionará en la categoría SSV, para lo que tendrá al argentino Ricardo Torlaschi como navegante. El piloto capitalino es el único tricolor en la prueba, que este año corre su edición 43.

Luego de cumplir un extenso periplo y sortear contratiempos, Guayasamín y su navegante están listos en Arabia Saudita para tomar la partida de las 12 etapas que se correrán entre el 3 y 15 de enero, con un recorrido de 7.658 kilómetros.

“Este año vamos en una nueva categoría, con vehículos muy potentes. Será muy competitivo y tendremos que demostrar la habilidad de conducción y navegación”, señaló el corredor ecuatoriano.

Publicidad

A la trayectoria de Guayasamín en sus participaciones anteriores y los logros alcanzados a nivel sudamericano se suma la experiencia de Torlaschi, quien cuenta con intervenciones en el Dakar con autos y camiones, con un cuarto lugar ocupado el 2019.

“Para esta edición decidí ir con Ricardo, quien ya compitió en esta división el 2020. Con él mantengo una larga relación, corrimos en 2013 en el Campeonato Argentino en la división T2 y tiene una gran experiencia”, expresó el tricolor.

‘Cumplir un buen papel’

La dupla sudamericana estará identificada con la placa 428 en representación del francés Xtreme Plus Team, y a bordo de un Polaris RZK XP Pro, una categoría que a decir de Guayasamín lo tienta “por el equilibrio que muestra en el desarrollo de los motores”. Estoy seguro de que podremos hacer un buen papel este año. Es un auto nuevo, con preparación de fábrica, señaló el capitalino.

Publicidad

En cuanto a la preparación, Guayasamín y Torlaschi trabajaron en su acondicionamiento físico, y en ruta fueron las arenas de El Nihuil de Mendoza su estación de trabajo.

Los pilotos arribaron a Jeddah, cumplieron con los chequeos COVID-19 y el shakedown, con lo que auto y tripulación quedaron habilitados para el prólogo de este sábado, que cumplirá un recorrido de 129 kilómetros y un tramo especial de 11, que servirá para calentar motores y definir el orden de salida para la primera etapa de este domingo entre Jeddah y Bisha, que tendrá un trazado de 623 kilómetros.

Publicidad

“Hemos esperado mucho para subirnos al auto, vemos que va bien y eso nos tiene tranquilos”, indicó Guayasamín.
“Con el shakedown pusimos a punto la carrocería, el motor y a nosotros mismos. Contentos por el trabajo y listos para empezar”, apuntó Torlaschi.

Esta edición del Dakar se centrará en “descubrir nuevos parajes”, con tramos especiales inéditos alrededor del reino de Arabia Saudita, con cierre el viernes 15 en Jeddah. (D)