André Schürrle, campeón del mundo con la selección nacional de Alemania en 2014 tras vencer a la Argentina de Lionel Messi, anunció este viernes su retiro del fútbol profesional a los 29 años de edad. El ariete en propiedad del Borussia Dortmund, que militaba cedido en las filas del Spartak de Moscú, sorprendió a todos alegando motivos personales a la hora de tomar la decisión de colgar los botines.

En una entrevista concedida a la revista germana Der Spiegel, Schürrle explicó sus razones y no se corta a la hora de criticar al mundo del fútbol profesional con dureza.

“Llevo tiempo madurando esta decisión“, dijo el jugador que asistió a Mario Götze en el gol que dio la Copa del Mundo a la Mannschaft seis años atrás. “No necesito más aplausos“, añade un Schürrle que no quiere seguir formando parte de un sector tan superfluo y expuesto a la opinión pública como es el fútbol.

“Los bajos se convirtieron en más bajos y los altos cada vez son más escasos“, continúa, haciendo hincapié en lo difícil que fue para él sobrevivir en la élite. “Tienes que cumplir ciertas normas para sobrevivir en el sector, si no pierdes tu trabajo y no lo recuperas. La vulnerabilidad y la debilidad no existen“, agregó quien también anotó un doblete en la paliza 7-1 ante Brasil en la semifinal.

Eso sí, a la vez admite que no tendrá problemas a la hora de reestructurar su vida gracias a lo que le dio el fútbol. “Todo el dinero que llegué a ganar es un gran alivio“, finalizó el exjugador del Mainz, Leverkusen, Chelsea, Wolfsburgo, Dortmund, Fulham y Spartak. (D)