La luchadora Lissette Antes no saca la mirada de su propósito de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio y mantiene sus entrenamientos cumpliendo el rol de deportista, madre, esposa y como presidenta de la Federación Deportiva de Loja.

La campeona panamericana Lima 2019 dice que la confirmación sobre la postergación de los Juegos Olímpicos “fue una noticia fuerte y fue la mejor decisión que se tomó”.

Antes de que se decretara la emergencia sanitaria, la seleccionada estuvo en Canadá, donde participó en un clasificatorio a Tokio, pero como no logró la plaza se alistaba para el Mundial de Bulgaria, donde iba a intentar apoderarse de un cupo para Ecuador. “El torneo en Bulgaria se suspendió y Dios permita que todo esto de la pandemia pase pronto y se vuelva a la normalidad”.

A su retorno de Canadá, Antes debió cumplir la cuarentena en Portoviejo y ahí permanece junto con su esposo e hijo.

“Entreno una vez al día, por lo general en la mañana y por la tarde corro junto con mi esposo, que también es luchador, aunque él es del estilo grecorromano y yo libre, nos ayudamos mutuamente dirigidos por el técnico de la selección del Ecuador, César Carracedo”.

El clasificatorio de Bulgaria será muy duro porque todos los deportistas del mundo queremosir a unos Juegos Olímpicos (2021). Lissette Antes, campeona panamericana de lucha

Lissette Antes reconoce que tiene cierto problema de estrés al estar encerrada tanto tiempo. “Me estreso con facilidad. He estado estresada porque me da un poco de tristeza que mi hijo también esté encerrado. Tratamos con mi esposo de hacer todo lo posible de que juegue, se distraiga y no se estrese por eso. A veces mi esposo también se estresa y salimos a caminar por el Complejo California (de la Federación Deportiva de Manabí), ya lo conocemos en todos sus rincones”, comenta.

Según Lissette, el encierro no le hará perder su calidad técnica porque desde que llegó de Canadá se mantiene en actividad y practica muchas tácticas con la ayuda de su pareja.

“Tengo que corregir los errores que tuve en el clasificatorio de Canadá. Tengo fe y estoy convencida de que voy a sacrificarme para poder cumplir esa meta que tengo pendiente y que es llegar por segunda ocasión a competir en unos Juegos Olímpicos (participó en los Juegos de Londres 2012)”.

Antes señala que a pesar de que está lejos de su tierra natal y como titular de la Fedeloja tiene contacto con los miembros del directorio y con el administrador, con quienes toman decisiones que permiten mantener la actividad. (D)