El Manchester City estudia sancionar a su internacional Kyle Walker después de que se publicara que el jugador participó en una "fiesta sexual" en pleno periodo de confinamiento por la pandemia de coronavirus y después de que el defensa hubiese aconsejado no salir de casa para evitar la propagación de la pandemia.

El futbolista, de 29 años, se disculpó después de que el tabloide The Sun publicase que había invitado a dos chicas a su apartamento el pasado jueves, un día después de que Walker, en sus redes sociales, pidiese a sus seguidores que respetaran las consignas de distanciamiento social decretadas por el gobierno británico.

El Reino Unido sumó otros 621 fallecidos por el COVID-19 en las últimas horas, con una cifra total de 4934 muertos, según los datos de este domingo.

Publicidad

En un comunicado, el City explicó: "Nuestro cuerpo técnico y jugadores han estado trabajando en apoyo del increíble esfuerzo del NHS (Servicio Nacional de Salud) y otros trabajadores esenciales en la lucha contra los efectos del COVID-19 coronavirus en todas las maneras que podamos. Las acciones de Kyle han contravenido directamente estos esfuerzos".

"Lamentamos escuchar las acusaciones, tomamos nota del comunicado y las disculpas de Kyle y abriremos un expediente disciplinario interno en los próximos días", añadió el club.

Walker es el segundo futbolista de élite que incumple las medidas gubernamentales de confinamiento, después de que el capitán del Aston Villa Jack Grealish acudiese a una fiesta el pasado fin de semana y fuese fotografiado en pantuflas cerca de una carretera, después de haber publicado un video en el que instaba a los hinchas a permanecer en sus casas.

Publicidad

Grealish se disculpó, pero el Villa le multó por ese episodio. (D)