Exultante por cerrar un ciclo que pone de vuelta a Liga de Portoviejo en la Serie A, el presidente de la Capira, Roberto Rodríguez, comandó el festejo de su plantilla en la cancha del estadio Rumiñahui, escenario en el que un empate sin goles (0-0) con Independiente Juniors los puso en la final del torneo de la Serie B.

Rodríguez habló de "un proceso" de dos años que los llevó a "cumplir con este objetivo", también del sufrimiento para superar adversidades en su gestión y en los años anteriores hasta tener al equipo de vuelta a la máxima categoría, luego de una década entre la Serie B y la segunda divisional.

"Estamos felices, contentos por lograr el objetivo del ascenso, todo es parte de un proceso que en mi dirigencia son dos años, pero cambiamos todo ese sufrimientos por alegría luego de una frustración de 10 años para lograr este paso. Vamos a disfrutar el ascenso, pero se viene una responsabilidad inmensa que es armar un equipo competitivo en la Serie A para el próximo año", dijo Rodríguez.

Publicidad

holAAAAAAAAAAAAAAAAAA...!#LDUP -- #SoyVerdiblanco pic.twitter.com/bNavzzWOJb

El directivo manabita llamó a la unión de toda un provincia para respaldar a la Capira en la Serie A. "Este es un logro de todo Manabí porque Liga de Portoviejo es el ídolo de la provincia, una provincia que deberá respaldar de aquí en adelante", apuntó.

Rodríguez destacó el mérito del fútbol manabita de tener a dos de sus representantes en fases decisivas de los torneos nacionales: Delfín en la LigaPro, y Liga de Portoviejo en la Serie B.

"Nos da gusto que dos equipos de nuestra provincia estén en un final, es un gran trabajo este año, por eso resaltamos que Delfín tenga la posibilidad de disputar la final de la Serie A, nosotros vamos por el título de la Serie B", concluyó. (D)