El boxeador ecuatoriano Julio César Castillo no pudo cerrar con éxito su participación en las competencias de boxeo que por los Juegos Panamericanos se realizaron en el coliseo Miguel Grau del Polideportivo del Callao. Por decisión de los jueces y ante la protesta del público, le dieron la victoria 4-1 al cubano Erislandy Savón.

En el primer asalto, fue el púgil caribeño el más efectivo y agresivo ante un Castillo que lo esperaba para sacar su izquierda y pegarle. El cubano recibió el apoyo de los jueces y le dieron la victoria por 3-2.

En el segundo round, el ecuatoriano empujado por el público peruano levantó su nivel e intentó nivelar el combate. Golpeó en varias ocasiones al rostro del cubano, quien ya no pudo hacer su boxeo agresivo del primer asalto; sin embargo, cuando pudo sacó su jab de izquierda y acumuló puntos. Los golpes fueron más certeros, según los jueces, fueron del cubano y nuevamente le dieron la victoria en la tarjeta por 3-2

En el asalto definitivo, Castillo con su gancho de izquierda hizo daño, pegó al púgil caribeño. El público lo alentó y gritaba Ecuador, Ecuador porque el representante tricolor se mostraba más certero con sus golpes, que, incluso, provocaron que Savón caiga al piso y los gritos se hicieron cada vez más fuerte a favor de Castillo pensando que recuperaba puntos.

Cumplido los tres minutos del combate, las tarjetas de los jueves fueron 2-3, a favor de Castillo, pero en la suma total los marcadores fueron 29-28 a favor del cubano, que marcaron los jueces 1, 2, 3 y 5; mientras que un 20-30, a favor de Castillo, la marcó el juez 4.

Con esta derrota, Julio César Castillo incrementó las preseas de plata para la delegación ecuatoriana que llega a 1 de oro, 4 de plata y 7 de bronce. (D)