A Emelec lo acompaña una sensación de "frustración" y de "deuda interna"

Emelec no consigue ganar en la Copa Libertadores 2019
Emelec no consigue ganar en la Copa Libertadores 2019
El zaguero Leandro Vega cometió una falla en la salida propiciando un ataque de Huracán en el primer tiempo. Esteban Dreer evitó el gol. Álex Vanegas
15 de Marzo, 2019 - 13h01
15 Mar 2019 - 13:01

Si bien controló la posesión del balón, Emelec no le hizo daño a un equipo de Huracán que estuvo muy cerca de llevarse la victoria del Estadio Capwell, en el partido que ambos elencos disputaron anoche por la segunda fecha del Grupo B de la Copa Libertadores de América-2019.

Fue una ventaja mínima, 51% frente a 49%, no obstante, el 'Globo' tuvo un mejor desempeño frente al arco rival con mayor número de remates (7 contra 5 de los eléctricos) aunque no fue efectivo en la última pincelada.

"Claramente nuestra idea era tener más control del partido. Se dio un partido friccionado y dividido. El rival exigió eso y creo que fue un trámite muy dividido y trabado. Nos faltó estar más finos en la fase final del ataque para poder lastimar al rival, y después Huracán se terminó cerrando", declaró Marcos Mondaini en la rueda de prensa posterior al encuentro.

En tanto que el entrenador, Mariano Soso, admitió que el empate 0-0 (el segundo en esta Copa) propició que su equipo sintiera una sensación de "frustración" y de "deuda interna", y "como consecuencia de deuda con el hincha azul".

Es que la primera etapa fue como un somnífero. Con muy pocas emociones, y los azules intentaron un solo remate; "menos que cualquier otro equipo local en un primer tiempo de la Libertadores-2019", según las métricas del equipo Opta.

Data Factory, otro sitio de estadísticas, contabiliza un tiro de Romario Caicedo (4m) que salió lejos del segundo palo; un intento de Joao Rojas (7m) con dirección al arco; otro tiro de Rojas (14m) que salió lejos de la malla lateral; un tibio remate de Brayan Angulo fuera del área chica (65m); y un lanzamiento frontal de Wilmer Godoy (73m).

Además, el partido de anoche en el Capwell "fue el de menor precisión de pases (64,7%) en esta edición del torneo (68,4% Emelec y 60,1% Huracán)".

Respecto a las rotaciones de jugadores, Soso explica que "desde lo metodológico y cómo preparamos nuestras semanas, intentamos que cada futbolista reciba los mismos contenidos". El DT agrega: "A lo que aspira un entrenador es que, si existe esa rotación, la esencia de lo que uno busca no se vea alterada. En este caso las características de los jugadores que uno incluye pueden modificar algo de lo que uno pretende".

Pero, justifica Soso, Emelec estuvo cuatro días y medio en Venezuela debido al apagón que sufrió ese país, llegaron a Guayaquil el sábado por la mañana y al día siguiente encararon un partido de la LigaPro ante Delfín "con un solo entrenamiento"; por ese motivo el técnico argentino, explica, se vio forzado a disponer de 8 jugadores que no habían jugado contra Deportivo Lara. "Hoy (anoche) saltaron al campo jugadores que entendimos que podían llegar a tener mayor capacidad frente a la exigencia de la Copa Libertadores", añadió.

¿No le preocupa que su plan de juego no se vea reflejado en los partidos, o, tal vez son los jugadores quienes no asimilan sus conceptos?, le consultó EL UNIVERSO a Soso. Respondió: "Un entrenador tiene no solo responsabilidad, sino hay que crear contextos para que los futbolistas puedan internalizar la idea que uno pretende. En este caso, también la sensación para quien conduce que el proyecto de juego no sea nítido, me pone en un ejercicio permanente de revisarme en cuanto a cómo comunico, en cuanto a cómo diseño, en cuanto a lo que ofrezco como entrenador. Lo que sí, recibo permeabilidad, recibo que los futbolistas están receptivos a lo que nosotros proponemos, que es lo que un entrenador tiene que medir. Asumiendo y reconociendo que eso no se materializa nítidamente, el hicha de Emelec viene a su estadio y no alcanza a poder ver cristalizado un modelo de juego... Mi tarea es lograr eso en el menor tiempo posible".

Guerrero "no es un volante ofensivo natural"

Frente a un 4-4-2 que dispuso Huracán en el Capwell, la aspiración de Soso era crear superioridad numérica en la zona media con la presencia de Dixon Arroyo, Wilmer Godoy como "mixto derecho" y Fernando Guerrero "como mixto izquierdo". En los papeles, indica Soso, imaginaban que con esa disposición iban a hilvanar y a poder abastecer de una manera más eficaz a los extremos Romario Caicedo y Joao Rojas, y estos dos alimentar "a la profundidad" a Brayan Angulo.

A criterio del técnico albiceleste, 'Chiqui' Guerrero "no es un volante ofensivo natural". Hoy (anoche), explica el DT, "jugó como mixto izquierdo, y cuando el equipo estaba en fase ofensiva intentábamos que se convierta en un número 10". (D)

A Emelec lo acompaña una sensación de "frustración" y de "deuda interna"
Fútbol Internacional
2019-03-16T12:46:14-05:00
Mariano Soso afirma que sus futbolistas están receptivos al plan de juego que él propone.
El Universo

Lo más leído