La nadadora estadounidense Missy Franklin, cinco veces campeona olímpica, anunció ayer su retirada a sus 23 años de edad, tras recurrentes problemas en el hombro.

“Esta es probablemente la carta más difícil de escribir”, señaló en su perfil de la red social Twitter, refiriéndose a la carta abierta que envió a la cadena ESPN. “Hoy (ayer), anuncio mi retiro de la competencia”.

Franklin fue cuádruple medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (100 y 200 metros espalda, 4x100 metros relevos combinados y 4x200 m estilo libre) y se llevó también una presea dorada en Río de Janeiro 2016 (4x200 metros estilo libre).

En particular, también fue coronada campeona mundial de los 200 metros espalda en 2011 y de 100 y 200 metros espalda, así como 200 m libres en 2013. Es la actual dueña del récord mundial de los 200 m pecho y acumuló 27 medallas en certámenes internacionales.

Publicidad

Franklin explicó que había estado sufriendo de fuertes dolores de hombro desde los Juegos de Río 2016 y se operó de ambos a principios de 2017.

Cuatro meses antes de Río, Franklin se dio de baja de una justa por dolores en el hombro, y posteriormente reveló que padecía de depresión, ansiedad e insomnio. En Río, Franklin no pudo clasificarse en ninguna de las dos pruebas individuales en las que estaba inscrita.

Este año, mientras se preparaba para un posible regreso, se sometió a pruebas que revelaron una severa tendinitis.

“Estoy lista para no sufrir más a diario, para convertirme en esposa y, un día, en madre. Estoy lista para el resto de mi vida”, añadió la estrella.

Franklin está comprometida en matrimonio con el exnadador Hayes Johnson.

Su éxito y simpatía convirtieron a la estadounidense en una de las mimadas de los JJ.OO. de Londres 2012. Con solo 17 años se convirtió en la primera mujer en ganar cuatro preseas de oro en una sola justa olímpica en cualquier deporte. (D)