Fue una foto oficial diferente la que se tomó ayer en la Casa de la Selección. La elegancia de un traje formal, y no ropa deportiva, distinguió a los futbolistas de Ecuador que hoy viajan a Brasil para participar en la Copa del Mundo 2014.

La delegación parte a las 09:00 en un vuelo directo de Quito a Porto Alegre, luego un autobús los llevará a Viamão, municipio que está ubicado a 30 minutos y donde se encuentra la concentración: el hotel Vila Ventura.

La jornada fue emotiva, aunque de larga espera. La foto oficial se tomó a las 11:45, una hora después de lo programado. La visita de menores de escuelas e instituciones municipales implicaron solicitudes de autógrafos, deseos de éxito, frases afectuosas y entrega de regalos.

Además, Correos del Ecuador le entregó al DT Reinaldo Rueda dos bultos con cartas escritas (se calculan más de 50.000) por niños y jóvenes para motivar a los seleccionados. “Vamos a colocarlas (las misivas) en la sala de reuniones nuestra para que ocasionalmente vayan viéndolas” los futbolistas, dijo.

El ambiente de alegría contagió a Rueda generalmente sobrio y parco, y con ese ánimo destacó: “Todos en un buen nivel, con la misma ilusión y el mismo compromiso que han tenido siempre los jugadores para con la Selección. El propósito es hacer un lindo torneo. Los jugadores tienen mucho carácter”. Agregó que espera la recuperación de Cristhian Noboa.