David Harutyunyan, el hombre orquesta



El maestro David Harutyunyan dirige la Orquesta Sinfónica de Guayaquil desde hace 10 años. Asumió el cargo en el 2002.


El maestro David Harutyunyan dirige la Orquesta Sinfónica de Guayaquil desde hace 10 años. Asumió el cargo en el 2002.
El maestro David Harutyunyan dirige la Orquesta Sinfónica de Guayaquil desde hace 10 años. Asumió el cargo en el 2002.
5 de Noviembre, 2012
5 Nov 2012

Llegó hace diez años desde su Armenia natal. No hablaba español. Y sabía poco de Ecuador. Vino porque lo habían contratado para que dirigiera la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, agrupación integrada entonces por 58 músicos. Hoy, David Harutyunyan habla perfectamente español, se nacionalizó ecuatoriano, en breve será padre de un niño guayaquileño (su esposa es la cantante Pamela Cortés) y ha hecho que la Orquesta que comanda, y que ayer cumplió 63 años de creada (nació el 4 de noviembre de 1949), se proyecte musicalmente.

Un trabajo que es reconocido por el público de la ciudad, que acude a los conciertos gratuitos que la agrupación, ahora integrada por 90 músicos, realiza en su sede –el Teatro Centro Cívico, lugar donde funcionan las oficinas, ensaya y hace presentaciones, cuya sala principal tiene capacidad para 1.522 personas– y en diversos espacios, como el Teatro Centro de Arte, donde desarrolla un concierto mensual mediante acuerdo con la Sociedad Femenina de Cultura; iglesias, escenarios abiertos y, recientemente, el Teatro Sánchez Aguilar.

Por su aporte musical, el 9 de octubre pasado el Gobierno Nacional premió a Harutyunyan con la medalla al mérito artístico José Joaquín de Olmedo. Y en septiembre recibió la condecoración al mérito cultural Vicente Rocafuerte, de parte de la Asamblea Nacional. Dos preseas que avalan una trayectoria que comenzó tempranamente.

A los seis años, Harutyunyan, quien nació en 1965, en Armenia, ingresó al colegio Tchaikovsky a estudiar piano y teoría musical. Continuó su aprendizaje en el Conservatorio Estatal de Yereván. Primero realizó estudios de Composición y luego de Dirección Sinfónica. En 1993 obtuvo el doctorado en Dirección Orquestal y Ópera en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú. Y ese mismo año asumió la dirección de la Orquesta Nacional Académica de Teatro, Ópera y Ballet de Armenia, su tierra natal.

Es titular de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil desde abril del 2002. Hasta un año antes se había desempeñado como director principal artístico de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Estatal de Yereván.

“La orquesta suena bien”, señaló hace diez años, en sus primeras declaraciones luego de asumir la dirección de la Sinfónica ecuatoriana. “Si no hubiera encontrado buenos músicos estaría aburrido”, manifestó entonces con ayuda de un traductor. Por ello, inconvenientes como la escasez de instrumentistas los tomaba como secundarios. La Sinfónica tenía 58 integrantes. Su aspiración era que tuviera 120. Pero dijo que el crecimiento sería parte de un proceso. Un proceso que cumplió diez años este 2012 y que, anota, está dispuesto a continuar.

Luego de un recorrido por la música clásica y de estudiar y tocar con los músicos obras de diversos periodos de la historia musical (y autores como Mahler, Schostakovich, Prokofiev, Beethoven, Mozart, Tchaikovsky y otros), de salir de giras internacionales por Latinoamérica y por Europa, Harutyunyan dice estar enfocado ahora en interpretar y difundir la música académica de los compositores ecuatorianos. Ha realizado ya, con la Orquesta Sinfónica guayaquileña, grabaciones de las obras de Luis Humberto Salgado y de Gerardo Guevara y afirma que continuará con las de otros autores.

Este director, que en el 2008 recibió la nacionalidad ecuatoriana por prestar servicios relevantes a la nación en los ámbitos cultural y artístico, es también compositor. Es autor de tres sinfonías, dos poemas sinfónicos, conciertos instrumentales, música de cámara, y de música coral, de cine y teatro.

Una de sus incursiones en el ámbito del teatro musical fue su participación en la obra Cabaret, que se presentó en Quito y Guayaquil y contó con la participación protagónica de la cantante y actriz Pamela Cortés, su esposa. Hoy, como hace diez años, Harutyunyan tiene muchos planes para la orquesta. Pero en la actualidad está seguro de que la agrupación que dirige está lista para tocar todo tipo de composiciones.

Datos

David Harutyunyan proviene de una familia de artistas. Estudió 21 años para ser músico.

Entre sus compositores favoritos se incluye Ludwig van Beethoven, pero también disfruta del buen jazz.

Su primer concierto con la Orquesta Sinfónica de Guayaquil lo ofreció el 16 de abril del 2002 en las instalaciones del Museo Municipal.

90
Instrumentistas tiene actualmente la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, que dirige Harutyunyan.

David Harutyunyan, el hombre orquesta
Gente
2012-11-04T12:37:20-05:00
El Universo