EFE
MADRID, España.- En el Día Mundial de la Artritis Reumatoide la Organización Mundial de
la Salud
(OMS) señaló que esta enfermedad afecta al 30 % de la población
mundial, pero gracias a los tratamientos y el pronóstico a tiempo se
puede llegar a vivir sin medicarse.

La artritis
afecta las articulaciones y puede llegar a ser muy dolorosa
e incapacitante, se calcula que la padecen en mayor porcentaje las
mujeres entre 30 y 50 años, pero ya se conocen casos de niños y jóvenes
que la padecen desde temprana edad.

Es el caso de Marieta Álvarez, una bailaora de flamenco, que un día se
despertó del dolor tan fuerte que sintió en sus pies y manos, pues
estaban completamente bloqueados y así supo que eran los primeros
síntomas de la artritis reumatoide cuando tenía 26 años.

Cuenta que siente rigidez al doblar la muñeca izquierda cuando intenta
hacer un movimiento en la danza, "porque no tengo la misma elasticidad
que con la muñeca derecha".

El pronóstico de pacientes como Marieta cambió radicalmente con la llegada de las terapias biológicas.

Publicidad

"Tenemos nuevos tratamientos y cada vez tenemos más que van actuando en
distintos niveles de la cascada inflamatoria bloqueando diferentes
señales y frenando la enfermedad", explicó Patricia Richo, reumatóloga
del Hospital Infanta Sofía en Madrid.

Más de la mitad de los afectados lleva una vida normal y en dos de cada
diez la enfermedad remite incluso a no necesitar medicación si se
detecta a tiempo, pero también está el dolor anímico en el que cerca de
un 7 % llega a la ansiedad o la depresión.

Marieta reconoce que el diagnóstico es un golpe duro y que cuesta
enfrentar esta situación, pero ella sigue con su vida en el baile y
dictando clases a sus alumnas.

"Pinchazos, rigidez en la mano, que se te duerme, cuando veo que me va a
dar un brote de estos lo que hago es anticiparme y tomarme un par de
antiinflamatorios o una pomada", dijo.

La pasada década fue declarada por la OMS "la década de los huesos y las
articulaciones" con el objetivo de mejorar las enfermedades
músculo-esqueléticas.