El guardameta de la selección uruguaya, Fernando Muslera, reconoció que hubo contacto con el ecuatoriano Christian Benítez y que temió ser  expulsado, pero el juez Carlos Amarilla decidió amonestar al tricolor.

La polémica jugada ocurrió a los 61 minutos del partido Uruguay vs. Ecuador, cuando Benítez en un contragolpe quedó solo ante el guardameta y el artillero trató de sortear la salida del portero, pero fue derribado y el árbitro decidió sancionar con tarjeta amarilla al ecuatoriano.

“Sinceramente, lo podía haber cobrado. Choque hay, hay un contacto, no abajo porque yo fui directo a la pelota, pero me quedó el brazo extendido arriba y sentí que lo toqué. Pero el juez decidió no cobrarlo. Podía haberlo cobrado o no”, indicó Muslera.

“Y te juro que creí que me expulsaba. Más conociendo al árbitro como es. Por suerte en esa jugada se portó bien, pero sabiendo que es un poco personaje, creí que me echaba. Cuando sentí el silbato y me di vuelta, pensé que me iba para afuera”, agregó, en declaraciones al portal Ovación.

(Tomado de GamaTV y TC Televisión)