Selva amenazada une a Ecuador, Perú y Colombia

Las lagunas de la reserva del Cuyabeno son asiduamente visitadas por los turistas.
Las lagunas de la reserva del Cuyabeno son asiduamente visitadas por los turistas.
Las lagunas de la reserva del Cuyabeno son asiduamente visitadas por los turistas.
12 de Agosto, 2012
12 Ago 2012

El día empieza y termina con el canto y silbido de los animales. Se ven anacondas, pirañas, peces eléctricos, caimanes, jaguares y los murciélagos más grandes la Amazonía...

La lista no termina. Son áreas de selva biodiversa en sitios fronterizos de Ecuador, Perú y Colombia, cuya naturaleza ha estado amenazada por la explotación de sus recursos naturales que hace el hombre.

A mediados de la década del ochenta y hasta en los inicios de la década pasada, los troncos de los árboles salían por los ríos principales del Putumayo y del Güeppí, que atraviesan a Perú, Colombia y Ecuador. También eran visibles la caza y el tráfico de las especies silvestres.

En ese entonces existían controles internos, pero faltaba un trabajo conjunto, cuentan guardaparques de los tres países.

Por eso nació un plan de conservación y desarrollo, una iniciativa de tres áreas protegidas: Cuyabeno, La Paya y Güeppí, cuyos responsables empezaron a reunirse hace cinco años por los temas que los amenazaban. Se creó un corredor trinacional de conservación, que abarca unos 4 millones de hectáreas; 1,5 millones de ellas son protegidas, es decir, no se pueden extraer recursos naturales.

En junio pasado, Ecuador, Perú y Colombia firmaron un acuerdo de entendimiento para formalizar las políticas a aplicarse en el corredor fronterizo, respetando la soberanía de cada país. Se trabaja en dos proyectos. Uno es el Programa Trinacional de Conservación y Desarrollo Sostenido del Corredor de Áreas Protegidas, La Paya (Colombia), Cuyabeno (Ecuador) y Güeppí (Perú). Y el otro, llamado Putumayo, Tres Fronteras. La Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Unión Europea, la WWF, entre otras, financian los proyectos.

Con eso han podido obtener más insumos para los controles de las áreas (embarcaciones, equipamiento, contratación de personal) y han capacitado a guardaparques y a las comunidades de estas áreas.

Una de las capacitaciones se cumplió en julio. Cuyabeno fue la sede de más de 30 guardaparques, técnicos, responsables y científicos de los tres países, que intercambiaron experiencias y recibieron charlas de manejo sostenible de las áreas.

Selva amenazada une a Ecuador, Perú y Colombia
Ecología
2012-08-11T15:25:12-05:00
El Universo