Ivis Flies, una vida de música

El cantante, compositor y productor quiteño Ivis Flies Cuesta, de 37 años, anhela vivir por y para la música toda su existencia.
El cantante, compositor y productor quiteño Ivis Flies Cuesta, de 37 años, anhela vivir por y para la música toda su existencia.
El cantante, compositor y productor quiteño Ivis Flies Cuesta, de 37 años, anhela vivir por y para la música toda su existencia.
28 de Junio, 2012
28 Jun 2012

El quiteño Ivis Flies lleva navegando veinte años por los mares de la música. A través de ellos ha viajado hacia los continentes del rock, del folclore, jazz, funk y otros géneros.

“Después de todo este tiempo creo que puedo reafirmar mi convicción de trabajar por música con identidad, es lo que he venido haciendo toda la vida”, expresa el cantautor por vía telefónica durante una entrevista con este Diario.

Su actual producción musical está enfocada en un conjunto de seis discos de folclore, para retribuir a los maestros ecuatorianos de este género y para promover la cultura y sonidos propios de este país.

Flies no se ha restringido en su profesión. Ha sido la voz en una serie de agrupaciones, una de las más populares La Grupa (1998), que entre otros reconocimientos obtuvo el premio de mejor banda internacional en el FIMU (Festival de Música Internacional Universitaria) 2006, en Belfort, Francia. “Es una banda con la que nos costó muchísimo poder entrar a los medios, a la gente; empezamos a hacer música ecuatoriana en un momento donde esa música era mal vista”, expresa Flies. Añade que aunque no fue una banda muy comercial, él y sus compañeros lograron, con el cariño de la gente, ser muy queridos, respetados.

“La Grupa no se ha terminado”, añade. Flies asegura que la razón de no haber generado nada nuevo en algún tiempo se debe a complicaciones personales de los miembros, no a las ganas de volver a hacer folclor mezclado con lo que se les ocurra.

La adrenalina de estar en el escenario, recuerda, conectarse con la gente, fluir con lo que su instinto le dicta es una amalgama que le atrae mucho. También le gusta su papel de productor, de ser como el director de una película manejando esa chispa que hace explotar sus pensamientos en la realidad.

“Trabajar el concepto, trabajar la idea, desarrollar el talento de los artistas es algo que me apasiona totalmente”, comenta. Pero después de dos décadas no puede decir que tiene una producción favorita, él se queda con las experiencias, el crecimiento, las vivencias y amigos entrañables que le han regalado cada una de ellas.

El apogeo comercial, agrega, o la fama también pueden ser un índice de que la gente está reaccionando ante un producto, pero su satisfacción surge cuando sabe que su trabajo ha tenido un valor real tanto musical como humano.

Flies, padre “común y corriente” de tres hijos y amante del cine, la natación y la jardinería, nota un crecimiento en la industria de Ecuador. Y aunque la desorganización es uno de los grandes problemas, asegura, se muestra optimista. “Lo que se hace en Ecuador es un trabajo que puede competir con un mercado internacional. Creo que estamos a punto de reventar como un país de música, de talento”.

Flies junto con Danilo Arroyo están apostando por Maki, un artista de “onda urbana” oriundo de Macas que abrió en marzo el concierto que Calle 13 y Manu Chao ofrecieron en la capital. Además trabaja en la discografía de los nacionales Gustavo Herrera y del grupo Biorn Borg.

Su familia ha sido el soporte principal y la fortaleza para que el quiteño concrete sus proyectos. “Cuando la familia está unida, todo empieza a funcionar mejor”, afirma. Con ella tiene planificado, en un mes aproximadamente, viajar a Los Ángeles, donde hay una gran maquinaria musical de la que se valdrá para reforzar lo latina, introducir lo nacional en un mercado más potente. “Creo que allá están las herramientas, la industria; hay pluses, es cosa de ir a proponer algo para tratar de ser mejor”.

Cuando se pone sus audífonos, él escucha de todo, siempre y cuando esté bien hecho, pero confiesa ser fan de “la movida ecuatoriana”. A los locos que la conforman les dice que no se olviden de crear y componer, es la verdadera fortaleza del músico, según la filosofía Flies. Él también seguirá en lo suyo, manifiesta, con mucha responsabilidad. Y mejor aún si es a orillas del mar.

Su carrera
Ivis Flies empezó sus estudios musicales en 1991. Integró bandas como Punto Aparte, Carbono 14 y Contravía. En los años noventa participó también en varios grupos de jazz.

Web: lagrupa.net. En Facebook, Ivis FIies; y en Twitter, @ivisflies.

Ivis Flies, una vida de música
Gente
2012-06-27T09:41:53-05:00
Aniversario. El cantautor ecuatoriano, integrante de La Grupa y productor de artistas, cumple más de veinte años de trayectoria.
El Universo