Publicidad

María Verónica León explora diversos lenguajes artísticos

Géneros. La artista ecuatoriana trabaja con pintura, dibujo, libro digital, fotografía digital e instalación.

La artista ecuatoriana María Verónica León trabaja en su obra con espejos. Dice que usarlos en su producción significa una exploración hacia la multiplicación de una misma imagen. Foto: redaccion

La ecuatoriana María Verónica León, residente en París (Francia), es una artista en constante evolución. Aunque trabaja con dos de los lenguajes base de la plástica, el dibujo y la pintura, busca indagar en otras vertientes que están más acordes con la contemporaneidad.

Así incursiona en el libro digital. “Me interesa hacer de la pantalla de la computadora la posibilidad de leer directamente. Están involucradas imágenes sobre una historia en el café de Flore. Las imágenes se convirtieron a la vez en dibujos en movimiento, es decir, la filmación que hice alrededor de este café se transformó en dibujo en blanco y negro. La escritura está integrada y traduje el texto al francés”, indica.

La fotografía digital es otra vertiente en la que ha incursionado León. Esta la ha trabajado a partir de creaciones realizadas en video. Asimismo, un elemento que utiliza la artista ecuatoriana en su producción es el espejo.

“Me gusta tratar el aspecto de los reflejos y de la multiplicación de imágenes. Es mi tendencia lograr extender parte de mi personalidad. Esta labor de autorretrato surgió cuando estaba en la universidad en Quito en los años noventa. Disfrutaba ver cómo se creaban distintos ángulos de visión de una misma persona u objeto”, agrega.

Publicidad

La artista ecuatoriana sostiene que al trabajar con el autorretrato es capaz de ver las dos realidades: una parte más frágil que la otra y que consiste en esa relación directa con su crecimiento profesional en Francia y su cercanía periódica con Ecuador, el cual procura visitar anualmente.

Afirma que ha integrado a su trabajo pictórico los números, ya que los considera “un elemento visual que nunca ha sido explotado dentro de la historia del arte, se lo ha usado poco”.

Señala que también lo incorporó a su producción porque “toda la crisis vivida en estos años, en relación a la economía, nunca se ha visto tan afectado con el capitalismo, que está relacionado con cifras y, asimismo, busco reflexionar sobre esa escena de mercado millonario creada en torno a las ferias de arte mundiales.

Los números los ha ordenado y desordenado en sus obras. Jugando con ellos ha logrado estructurar figuras, perfiles, rostros y otras formas, añade.

Ella indica que sigue trabajando en la pintura y el dibujo porque ha querido “preservar lo que es propio, lo que es lo mejor de la trayectoria artística ecuatoriana”.

Dice que disfruta de ambos lenguajes porque en ellos no interviene la tecnología. “Además, es una manera de comunicarme con el Ecuador. Es de probarme que el arte no es cuestión de montaje de imágenes, no es cuestión de computadoras”, menciona.

Publicidad

Con la pintura y el dibujo desea “llegar al máximo de esa autoexplotación, es el reto de sacar todo de mí y eso implica encierro, búsqueda, replanteamiento, es decir, el proceso se lo siente a flor de piel”.

Ella comenta que el arte todo es cuestión de tendencias, de modas. yo no las he seguido.

Apuntes
La artista ecuatoriana María Verónica León desea para el próximo año continuar siendo “exploradora, insatisfecha, concentrada en los procesos de creación en una evolución que no tiene fin”, sostiene.

Tiene invitaciones en países como India y Estados Unidos. Además, prevé instalarse unos cuatro meses al año en Nueva York para dar sus pasos profesionales desde esa ciudad de Norteamérica.

Asimismo, hay solicitudes para que intervenga en un museo y una bienal. No quiso adelantar más detalles.

También desea traer producción suya a Quito y Guayaquil, ciudades desde donde han surgido invitaciones a que participe con muestras.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?