Los gobiernos de Colombia y Ecuador suscribieron ayer un programa de acción binacional para fortalecer la seguridad en el área fronteriza, donde además desplegaron campañas de salud y educación.

El documento fue firmado por los ministros de Defensa de Colombia, Rodrigo Rivera, y de Ecuador, Javier Ponce, en la localidad ecuatoriana de Puerto El Carmen, en la provincia amazónica de Sucumbíos.

Esa región limita con el departamento colombiano de Putumayo, donde opera la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

Los dos países acordaron fomentar la cooperación y el desarrollo de las capacidades de respuesta ante amenazas comunes, el intercambio de información y la implementación de centros de atención de frontera para promover la integración, según la cartera ecuatoriana.

Los ministros de Defensa recibirán cada tres meses informes sobre el avance del plan de seguridad, los cuales contendrán datos reservados para mejorar la toma de decisiones.

“Vivimos problemas y amenazas conjuntas, amenazas no solo en manos de la violencia de actores irregulares sino también en manos de la violencia que la pobreza y la marginalidad están generando”, manifestó a su vez Ponce.

Programa
El programa, con 21 líneas de acción, se enmarca en el objetivo de elevar el nivel político y estratégico de la relación binacional en materia de seguridad, señaló el Ministerio colombiano.

Personal médico ecuatoriano tiene previsto atender a unas 5.000 personas hasta hoy en Puerto El Carmen, a orillas del fronterizo río Putumayo. Actos similares se ejecutan en Puerto Ospina (Colombia).

En marzo de 2008, tropas colombianas incursionaron en Sucumbíos para atacar un campamento de las FARC, matando  a 25 personas, entre ellas el jefe rebelde Raúl Reyes, un ecuatoriano y cuatro mexicanos, lo que motivó la ruptura de relaciones diplomáticas por Quito, siendo restablecidas plenamente en noviembre pasado.