Publicidad

'Jefe de Estado tiene que pensar que más del 50% no le dijo Sí en la consulta'

El asambleísta Paco Moncayo advierte una mayor polarización en el país después de la consulta. Cuestiona, además, la tesis de no tomar en cuenta los votos nulos y blancos.

QUITO. Paco Moncayo habla sobre resultados de consulta. Foto: redaccion

El asambleísta Paco Moncayo advierte una mayor polarización en el país después de la consulta. Cuestiona, además, la tesis de no tomar en cuenta los votos nulos y blancos.

¿Qué opinión tiene usted de los resultados de la consulta a falta de menos de 10% del escrutinio?
Hay que reconocer que con el conteo rápido del CNE ya sabíamos los resultados de la consulta. Eso desbarató el show montado para hacer aparecer como la victoria completa, total, apabullante del Sí. Eso requieren los gobiernos que actúan por encima de las instituciones.

Usted fue a Gamatv el día de la consulta y le dijeron que sus matemáticas no estaban bien porque a su criterio la votación del Sí no era tan alta como se informó...
El país cayó en la trampa de no tomar en cuenta los votos nulos y blancos. No hay que ser matemático para defender nuestro voto en las urnas. No puede solo contabilizarse los votos válidos, porque los porcentajes son distintos. Lo que hice en ese canal es explicar la totalidad del sufragio.

¿Qué lectura tiene ahora de la posición asumida por el presidente Rafael Correa y del régimen que hablan de una victoria 10 a 0?
Yo no sé desde cuándo la política se mide en términos futboleros. Correa tiene que pensar que más del 50% no le dijo Sí. Doce provincias le dijeron No. Pasada la campaña él (Correa) es el presidente de todos los ecuatorianos. Ahora termina siendo solo el presidente del Sí.

¿Usted esperaba un cambio de actitud del jefe de Estado después de la consulta, con una apertura al diálogo?
Lo que pudo ser positivo de esta consulta como un posible acercamiento de posiciones políticas se está perdiendo por la posición de Rafael Correa. El presidente está cosechando una campaña de cuatro años de gobernar sobre la base de generar sentimientos negativos. Primero los banqueros, los indígenas, los medios de comunicación. Siempre es en contra de algo, pero no puede seguir gobernando contra el 53% de los ecuatorianos.

Pero también hay legisladores de oposición que anuncian resistencia y que aseguran que como el No ganó en sus provincias ellos no están obligados a realizar las reformas de la consulta...
Nos guste o no nos guste la consulta tiene alcance nacional. Al ser legales las reformas son legítimas. Lamentablemente el país está dividido en dos. Los del Sí y los del No. Pero quién genera todo eso, el presidente Rafael Correa, que no asume su condición de jefe de Estado. Del otro lado tenemos a los progenitores del No, que no reconocen que este resultado es el producto de la gente.

Bajo ese escenario político, ¿qué viene para el país?
Yo veo a un presidente que no quiere aprender de las experiencias... Hay que exigirle al jefe de Estado que nos devuelva los sueños y no asuma esta posición de prepotencia y soberbia. A la oposición hay que pedirle que no sean copias del presidente.

¿La consulta dividió más al país?
La consulta dividió territorial y socialmente.

Esta división también puede trasladarse a la Asamblea en el debate de las reformas...
El debate debe acoger el criterio de más del 50% de ciudadanos que no quieren que se meta mano a la justicia o se ponga “mordaza” a los medios de comunicación. En ese sentido se debe ir a los textos, por ejemplo, la conformación del Consejo de Regulación.

¿Cómo recomponer la unidad de la nación?
Creo que debe comenzar por la propia AP. Un espacio de diálogo puede ser la Asamblea, si su presidente Fernando Cordero, deja de ser mensajero del presidente de la República y ser jefe de bloque de AP.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?