Redacción - EFE
QUITO.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, designó este jueves a los reemplazos de varios miembros de su gabinete.

Para el ministerio del Interior nombró a José Serrano, en reemplazo de Alfredo Vera Arrata.

Al ministerio de Justicia irá Johanna Pesántez, quien se desempeñaba como asesora jurídica de Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia.

Publicidad

Con más de un 60% de los votos escrutados, a favor del Sí, el Presidente pasó a nombrar en rueda de prensa al representante del Ejecutivo para la Comisión Tripartita de Justicia, a Paulo Rodríguez, director del Registro Civil. Él se encargará de la transformación de la justicia.

Correa aseguró que apenas haya resultados oficiales de la consulta popular se procederá con los cambios estructurales.

Otro de los cambios es en el Ministerio de Agricultura, cartera en la
que designó a Stanley Vera, de Ecudos. Para apoyarlo, Miguel Carvajal,
quien temporalmente se desempeñaba en el cargo será el viceministro de
Desarrollo Rural.

Publicidad

Vera Arrata indicó que presentó su renuncia el miércoles por la tarde a petición del presidente. Preguntado por la razón del cambio, el ministro dijo que "no hace falta" que el mandatario le dé explicaciones.

Arquitecto, escritor y periodista, Vera supervisó la reforma de la institución policial, después de que miembros de ese cuerpo protagonizaran un alzamiento el 30 de septiembre de 2010.

Publicidad

Asumió el Ministerio del Interior el pasado 17 de diciembre, en sustitución de Gustavo Jalkh, quien actualmente es secretario personal de Correa.

Vera comentó que hoy asistirá a su último acto oficial en un regimiento de Quito, donde se suscribirá un convenio con el Ministerio de la Vivienda.

Antes de ser ministro del Interior, Correa escogió a Vera para dirigir la Secretaria Nacional Anticorrupción, que posteriormente pasó a llamarse Secretaría de Transparencia y Gestión del Gobierno.

Desempeñó ese cargo desde el 13 de marzo de 2007 hasta julio de 2009, cuando renunció alegando motivos personales.

Publicidad

En ese período la acción más controvertida que adoptó fue anular todos los contratos públicos de Fabricio Correa, hermano del presidente, porque la ley ecuatoriana impide a los familiares directos de las autoridades establecerlos con el Estado.

El propio mandatario había pedido la terminación de esos contratos, una vez que salieron a la luz.