QUITO .- Pese a que los hermanos Lucio y Eduardo Gálvez Gálvez junto a Rosario Quito Córdova y Letty Maza Solano fueron detenidos el pasado jueves en Huaquillas, El Oro, dentro de una investigación por lavado de activos, el juez Juan Hernández solo emitió prisión preventiva para los tres primeros; y dio medida cautelar para Maza, pero esta quedó detenida por uso doloso de documentos falsos.

A los cuatro sospechosos se los investiga, por pedido de las autoridades españolas, por el manejo de más de $ 25 millones en efectivo provenientes de seis redes narcodelictivas que operan en España. Se presume que la cantidad podría llegar a $ 80 millones si se incorpora el manejo de cheques, letras de cambio, y otros documentos.

La ecuatoriana Jenny Fasce Schumacker, de 39 años, conocida como la Lavadora de las FARC, fue detenida en Madrid en septiembre del 2010, figura en la indagación española como la principal captadora de dineros ilícitos que enviaba a Colombia y Ecuador aparentando ser remesas de migrantes.

Dentro de los seguimientos, agentes de las unidades de Inteligencia Financiera y de Lavado de Activos de la Policía comprobaron que los Gálvez así como Quito y Maza tenían movimientos en el Ecuador de grandes capitales entre el 2008 y el 2011; mientras que en el 2007 sus ingresos eran bajos.

Publicidad

El primero en ser ubicado fue Lucio Gálvez. Mediante investigaciones policiales en conjunto con varios organismos financieros de Ecuador se determinó que poseía ocho cuentas bancarias en este país, en las que habría manejado más de $ 7 millones en efectivo. Inmediatamente salieron a la luz seis cuentas a nombre de su hermano Víctor, quien habría movido cerca de $ 3 millones desde el 2008 hasta el 2010.

A lo largo de las indagaciones se confirmó que Rosario Quito era pareja de Víctor Gálvez. Al analizar las cuentas de la mujer se logró determinar que ella movió más de $ 2 millones en cuatro diferentes cuentas del sistema financiero nacional.

A Letty Maza, propietaria de la empresa de productos agropecuarios Agro Nuevo, en Huaquillas, también se le realizó un análisis de sus cuentas. Lo que demostró que en los últimos cuatro años la agrónoma manejó cerca de $ 11 millones.

Durante la audiencia de formulación de cargos, realizada en la Policía Judicial (PJ) de Quito, el abogado de Maza mostró una serie de documentos que supuestamente comprobaban los ingresos y egresos de su cliente. El juez Hernández, basándose en esa información, decidió ordenar que la mujer se presente cada ocho días ante el juez de la causa. Los restantes detenidos no comprobaron el origen de los recursos manejados por lo que se les ordenó prisión preventiva en Quito.

Maza al no recibir prisión en el caso por lavado de activos se aprestaba a salir de PJ; sin embargo, otro agente policial la detuvo acusándola de uso doloso de documentos falsos. Según informaron los investigadores, en poder de Maza el día del allanamiento se hallaron dos cédulas de identidad con su nombre, pero con distintos números.

La detención de estas personas hace parte del pedido de asistencia penal internacional realizado, en septiembre del 2010, a la Fiscalía del Ecuador por el Juzgado Central de Instrucción número 5 con sede en Madrid. La justicia española solicita que se investigue el movimiento financiero de 23 individuos en nuestro país.

Publicidad

El caso, denominado Espejo, se inició en el país ibérico en agosto del 2008 por un presunto "blanqueo de capitales". La forma de operar indicaba que el dinero llegaba desde España y era enviado a Colombia y Ecuador, aparentemente para financiar actividades ilícitas de grupos irregulares como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Fasce en España tenía el trabajo de recaudar los dineros provenientes de la venta de droga. Una vez recogidos los valores, la mujer conseguía migrantes que, por una paga mínima, enviaban al Ecuador o a Colombia cantidades pequeñas (de $ 800 a $ 1.000) de dinero. Los miembros de la red, en el caso ecuatoriano, se encargaban de ir colectando esas cantidades para luego mandarlas hasta Colombia de la misma forma: envíos de dinero.

Imputada

Jenny Fasce ha sido imputada por colaboración con banda armada, delito castigado con pena de cárcel de 5 a 10 años en España. Aunque también podría ser 'blanqueo' de capitales el delito principal.