El presidente de la República, Rafael Correa, indicó este viernes que las posibilidades de inundación en Guayaquil, por efectos del tsunami en Japón, es casi inexistente.

El Mandatario señaló, en cadena televisiva, que en un momento se llegó a pensar que la situación podría afectar a Guayaquil, pero que las "probabilidades para ese evento son prácticamente inexistentes".

Tras la declaratoria de alerta de tsunami en 20 países, entre los cuales se incluye a Ecuador, el Jefe de Estado indicó esta tarde que al país no llegará un tsunami sino una fuerte marejada, pero "todavía hay que esperar", pues está previsto que de 17:30 a 18:00 la ola llegue a Galápagos, donde la población ya fue evacuada.

"Podemos decir con bastante certeza que las probabilidades de un tsunami fuerte, como se especulaba que la ola podía llegar hasta 10 metros en un momento dado, va a ser mucho menor, insisto probablemente a la Costa llegue como una fuerte marejada", dijo el Jefe de Estado en cadena televisiva.

El presidente indicó este viernes que de acuerdo a la información que se tiene hasta el momento se puede decir que no hay víctimas ecuatorianas en el terremoto y tsunami ocurrido en Japón.

Señaló que se ha comunicado sin inconvenientes con el personal de la Embajada de Japón.