El asambleísta por Sociedad Patriótica Galo Lara sostiene que las declaraciones del presidente de la República, Rafael Correa, sobre su participación en el supuesto golpe de Estado no tienen bases.

Lara argumenta que el Hotel, que menciona Correa sobre una supuesta reunión, es su lugar de domicilio en Quito, y que el día en que ocurrieron los hechos, el debía acudir a una entrevista a las 6:45 de la mañana.

El opositor, sobre sus expresiones "Ya cayó el gobierno", dijo que las pronunció por la situación que vivía en esos momentos la Asamblea Nacional, ya que profesores, jubilados, servidores públicos y transportistas  se tomaban o pretendían tomar la sede legislativa, por lo que la situación daba para pensar lo que dijo.

Según Lara, lo que se está haciendo es una telenovela como la que ya ocurrió en Venezuela, obra hasta en la que ya tiene determinados a los personajes: para esta semana el capítulo se titula 'Me quisieron tumbar', con la participación del elenco del 'Círculo rosa', además de Rafi como 'El Perseguido', Jalk interpreta el papel de 'El que abandonó al Presidente', Patiño y Mera son los 'Pimpinelas ecuatorianos', dijo.

Lara expresó que el país pretende responsabilizar por los sucesos del 30 de septiembre a personas que no se vieron involucradas en los ocurrido.

El asambleísta detalló en Citynoticias (89.3 FM para Guayaquil) que nunca se ha visto un enfrentamiento entre la Policía y los miltares, pero que "el sentimiento prepsicópata de Correa, fue lo que llevó a la grave situación de hace dos semanas", a lo que agregó que en el artículo 18 de la Código de Ginebra, se prohíbe el ataque a los hospitales, incluso en la guerra, sin embargo el hecho ocurrió.