REUTERS-AFP
BOGOTÁ-LIMA.- Los presidentes de Colombia y Perú, Juan Manuel Santos y Alan García, ordenaron cerrar la frontera con Ecuador como una medida de respaldo al presidente Rafael Correa, quien enfrenta una grave crisis por una violenta protesta de policías.

Antes de viajar a Buenos Aires para participar en una reunión extraordinaria de la Unión de naciones Suramericanas (Unasur), Santos expresó que tomó la medida conjuntamente con su homólogo peruano, Alan García. "Decidimos los dos países cerrar las fronteras con Ecuador como una señal política de solidaridad con el presidente Correa y con la democracia ecuatoriana", declaró Santos.

El Mandatario reveló que también habló telefónicamente con Correa, a quien le expresó -a nombre de su Gobierno y de Colombia- todo su apoyo y solidaridad.

"Voy a ordenar que en este momento se cierren nuestras fronteras y se detenga todo acto de comercio en la frontera norte hasta que quede esclarecida y debidamente restablecida la autoridad del presidente Correa", declaró García, quien añadió que le había propuesto a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, "reunirnos en Piura (norte peruano) los presidentes de Unasur para estar lo más cerca posible de Ecuador y pasar a la acción que sea necesaria".