El páramo de Ozogoche se entremezcló el domingo pasado de vistosos colores: rojo, verde, morado y fucsia. Eran los trajes típicos que los habitantes de esta parroquia de Alausí lucieron para descender a la playa de la laguna Cuvillín y ser parte del festival y ritual en honor al suicidio de los cuvivíes (aves migratorias de EE.UU.), que desde hace décadas sirven de alimento a los comuneros.

Pero la algarabía del festival de danzas y comida típica se vio opacada porque los indígenas del sector están preocupados porque la presencia de las aves disminuye notablemente.

“Desde hace cuatro años las bandadas de cuvivíes van disminuyendo, temo que en los próximos años tan solo tendremos que recordar que desde Norteamérica los cuvivíes llegaban hasta Ozogoche a suicidarse”, dijo Violeta Guamán, moradora de Ozogoche Alto y coordinadora de la Fundación Camino del Inca.

Entre agosto y octubre, bandadas de cuvivíes caen en picada en las heladas aguas para morir como si fuera un tributo a las lagunas sagradas. Los moradores de la zona atribuyen la disminución de ejemplares a la luz eléctrica que llegó al sector hace más de un año. Sin embargo, aseguran que desde finales de agosto a la fecha se ha visto a los pájaros volar sobre las lagunas de Atillo y Ozogoche.

Según la web de la organización Bird Live International, los cuvivíes constituyen una población de 350.000 individuos. La especie está considerada como no amenazada a nivel global. Sin embargo, está considerada como de preocupación en EE.UU. por la Bird of Conservation Concern (BCC) y por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, dado que sus poblaciones se han visto disminuidas. El organismo registra caza de la especie en Ecuador y Argentina, pero señala que ese es un peligro menor.

En Ozogoche, Feliciano Bejarano, de 55 años, gritó el domingo: “Aquí están los Cuvivíes”. Él, desde hace 30 años recoge los cuvivíes para alimentar a su familia. El domingo, vestido con poncho rojo, zamarro y bufanda, partió a las 05:00 rumbo a la laguna Verdecocha y tras recorrer tres horas a caballo, recogió del agua tan solo 15 aves.

Al ritual del domingo llegaron unas 2.500 personas, el 95% del sector indígena.

Centro andino
Ozogoche está a 3.800 msnm, ubicado en el cantón Alausí y a 103 kilómetros de la ciudad de Riobamba.

Sonidos
Los indígenas las llaman cuvivíes a las aves por el sonido que emiten al caer en las lagunas. Muertas las aves, ellos las recogen para su alimentación.