QUITO
.- Las bases del movimiento indígena reprocharon las insistentes críticas del presidente Rafael Correa a sus dirigentes, como al titular de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Marlon Santi, y a la asambleísta de Pachakutik, Lourdes Tibán.

El Mandatario tildó de incapaz y mentiroso a Santi en su visita a la comunidad La Cocha, provincia de Cotopaxi, el pasado domingo. Allí aclaró que no está peleado con el sector indígena, sino con "cierta dirigencia corrupta", en alusión al presidente de la Conaie.

El dirigente de La Cocha, José Chiguano, y quien al igual que el prefecto de Cotopaxi, César Umajinga, fue alumno de Correa cuando este realizó su voluntariado en Zumbahua, pidió respeto en aras de construir un Estado plurinacional.

Publicidad

"Hoy en día estamos viendo exclusión, el señor Presidente mismo está excluyendo a los compañeros y líderes, a los compañeros dirigentes, quienes hemos venido haciendo proceso en La Cocha, eso nos reciente", afirmó.

Por eso exhortó al Jefe de Estado a medir sus expresiones. "Aunque los compas no entienden mucho, ya viendo en la televisión ya se dan cuenta de qué mismo pasa; se habla, por ejemplo, en términos bastante fuertes a nuestros hermanos indígenas, eso es un dolor bastantísimo", indicó Chiguano.

Correa cuestionó el pasado domingo la aplicación de la justicia indígena cuando atenta contra los derechos humanos o la Constitución.

Publicidad

A nombre de la comunidad, Ricardo Chaluisa defendió esta práctica ancestral y refutó los calificativos que Correa utiliza contra los indígenas. "Basta, señor Presidente. Los insultos al pueblo indio, cuando le habla al pueblo indio (de) incapaces, indios salvajes...".

Pero el Presidente, quien se molestó por esto, aclaró que a quien llama incapaz es a Marlon Santi.

Publicidad

En cambio, en tono conciliador, Pablo Guashca, agricultor de 35 años de la comunidad Jatun Juigua, opinó que tanto el Gobierno como los dirigentes de la Conaie deben ceder posiciones para sacar adelante al Ecuador.

 "Hay ataques de parte del Gobierno, igual críticas de parte del dirigente (Santi) al Presidente de la República. Tiene que haber una comprensión mayoritaria de parte y parte", sugirió.

Además, pidió a los líderes de la Conaie y la Ecuarunari (filial de la Sierra) que se preocupen más por las bases, pues a veces tampoco se acercan a las comunidades.

De su parte, la asambleísta Lourdes Tibán contestó las recientes críticas que en su contra hizo el Jefe de Estado.

Publicidad

Correa, quien la llamó desagradable, cuestionó su gestión al frente del Codenpe (Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador) y la retó a que demuestre -de una manera técnica- que la construcción de la vía Salcedo-Tena es posible.

"Yo estoy orgullosa de haber demostrado capacidad y honestidad en varios cargos, entre ellos el Codenpe. Él también dio un trampolín desde el Ministerio de Finanzas a la Presidencia, o acaso le da vergüenza decir que los dos fuimos funcionarios del Presidente (Alfredo) Palacios?".

Aseguró haber hecho por los pueblos y nacionalidades indígenas, "lo que él no ha hecho en los tres años de Gobierno".

Sobre la carretera que unirá Salcedo con Tena, y que Correa ofreció en campaña, Tibán criticó que el ex ministro de Obras Públicas, David Ortiz, realizara un estudio con una alternativa real y que su actual titular, María de los Ángeles Duarte, señale ahora que el proyecto no es viable. "Lo que el Presidente debe decir es que él mató a la carretera Salcedo-Tena para abrir paso a la Manta-Manaos", denunció.

Además, Tibán aclaró que la dirigencia no influyó en la reacción que los comuneros de La Cocha tuvieron hacia él.