Todas las partidas vacantes de las instituciones públicas estarán dirigidas a personas con discapacidad hasta que ocupen el 4% de la nómina, anunció ayer el ministro de Relaciones Laborales, Richard Espinosa.

Esta decisión se ejecutará a través del Acuerdo Ministerial sobre la nueva norma técnica de selección de personal en el sector público.

La medida regirá luego de su publicación en el Registro Oficial. Espinosa dijo que a partir de entonces el Ministerio pondrá en marcha los controles, tal como ocurrió en el sector privado en abril, cuando se multó a nueve empresas por no cumplir con esa disposición, vigente desde el 2006.

Dentro de tres semanas está previsto que los inspectores de trabajo realicen nuevas visitas.

Esta norma regirá para todo el sector público y, entre otras cosas, dispone que quienes aspiren a ocupar cualquier cargo deberán cumplir con los requisitos de méritos y oposición, con lo que se pondría fin a “los compadrazgos”, dijo Espinosa.

Agregó que indígenas, montubios, afroecuatorianos y migrantes recibirán un puntaje adicional en la calificación.

Todas las vacantes públicas deben ser registradas en el Ministerio para que este, a su vez, las canalice a través de una nueva bolsa de empleos y realice las convocatorias en los medios.