Cayetano Gil Alberto Cedeño Zambrano, de 95 años, falleció ayer al mediodía, dos días después de que se le dictara una segunda orden de arresto domiciliario en su contra y de su esposa, María Vera Vera, porque Marco Cedeño Vera, un hijo de ambos que vive en Venezuela, no ha cancelado una pensión alimenticia.

Según hijos de la pareja, el proceso para el arresto afectó la salud del anciano, que ya estaba enfermo. “Se agravó cuando vio a la Policía en la casa”, refirió Ciro Cedeño, hijo de la pareja.

Gil Cedeño, otro vástago, pidió a las autoridades judiciales que dejen vivir tranquila sus últimos días a su madre, quien padece de cáncer terminal.

Publicidad

El Juzgado Segundo de la Niñez de Manabí, mediante deprecatorio al Juez Séptimo de la Niñez y Adolescencia en Chone, le conminó a citar a la pareja luego del pedido de aumento de pensión que planteó Nimia Violeta Moreira, dijo Ciro Cedeño, quien al igual que otros parientes mostraba tristeza por la muerte del anciano y disgusto por la situación que enfrentó junto a María Vera.

Gil Cedeño, otro hijo de la pareja, increpó indignado por lo que dijo sufrió su padre y continúa soportando su madre, y por el maltrato psicológico al ver policías en su casa cuando fueron a cumplir con la detención domiciliaria y custodia.

Indignación
El lunes, el médico le retiró un respirador artificial y expresó que “nada se podía hacer”. “Mi madre se encuentra enferma, está con cáncer terminal... hago un pedido al Presidente de la República y a las autoridades judiciales para que dejen vivir a mi madre tranquila”, exhortó.

Publicidad

Olga Cedeño Vera, hija de los detenidos y quien se encargaba del cuidado de ellos, con lágrimas también cuestionó las resoluciones judiciales en contra de sus padres. “No sé para qué existe un departamento social que debía realizar su trabajo de observar el estado de ellos y la situación económica”, indicó.

Tras la primera detención, la pareja obtuvo la libertad luego de que Mariano Zambrano, prefecto de Manabí y amigo de la familia, canceló los $ 116 que se impuso por pago de pensión alimenticia.

Publicidad

Amparito Cedeño Vera, otra hija, dijo que hasta ayer no se podían comunicar con su hermano Marco Antonio Cedeño, residente en Caracas y a quien se le reclamó el pago de la pensión, para informarle sobre el deceso de su padre.

Detalles: Antecedentes
Por 116 dólares
El pasado 7 de abril, la Policía acudió con una boleta de apremio emitida por Gina Sosa, jueza del Juzgado Segundo de la Niñez de Manabí, contra Cayetano Cedeño y María Vera, por el pago de una pensión de alimentos de $ 116 a Nimia Moreira, ex nuera, quien tiene cuatro hijos con un vástago de la pareja, Marco Antonio. Ellos en 1992 viajaron a Caracas y dejaron a sus hijos con los ancianos. Moreira volvió con dos hijos menores.