Olas de gran tamaño se observaron ayer en las playas de la provincia de Santa Elena, especialmente en los sectores de Mar Bravo y Punta Carnero, del cantón Salinas.

Este oleaje de gran intensidad, que fue pronosticado con anticipación por el Instituto Nacional Oceanográfico de la Armada (Inocar), no generó afectaciones en poblaciones costeras de esta región.

No obstante, esta situación sí motivó gran preocupación entre los bañistas que, aunque en menor número que en días feriados, disfrutaban de la playa, y por la fuerza de las ondas marinas prefirieron no arriesgarse y desistir de ingresar demasiado al mar.

Según datos de la Capitanía del Puerto de Salinas, las olas alcanzaron alturas aproximadas de entre 2 y 3 metros, las que fueron producidas por vientos en el Pacífico Sur.

Este organismo marítimo hizo un llamado a los bañistas y pescadores para tomar medidas de precaución ante el próximo aguaje, que se realizará los próximos 16, 17, 18 y 19 de marzo, el cual se prevé que sea de una regular intensidad.

En otras playas de las provincias de Esmeraldas, Guayas, Manabí y El Oro no se reportaron novedades por oleaje u otro fenómeno marítimo.

El Inocar informó que no existe relación entre los oleajes que se están presentando en las costas del Ecuador y los sismos ocurridos en Chile durante la última semana.