Cerca de 50 personas participaron de un foro sobre el proyecto de Ley de Cultura. Como panelistas estuvieron Paco Salazar, viceministro de Cultura, y la asambleísta Aminta Buenaño, integrante de la Comisión Ocasional de Cultura.

Ambos fueron presentados por Nila Velázquez, directora de Fundación EL UNIVERSO, donde se desarrolló la actividad el pasado viernes. Esta duró dos horas y media y contó con la asistencia también de gestores culturales y artistas.

Salazar habló sobre los antecedentes para la elaboración del proyecto de Ley de Cultura, presentado por el Ejecutivo. Indicó que dos fuentes que incitaron al Gobierno a redactar el documento fueron la Casa de la Cultura Ecuatoriana y el Banco Central del Ecuador.

Luego sostuvo que el Sistema Nacional de Cultura (SNC), que se incluye en el proyecto, tiene como principal intención el diálogo permanente entre patrimonio y creación contemporánea. Esta última “pasa también a ser después memoria”.

Añadió que la nueva Constitución de la República “piensa en un componente del buen vivir”, a través de los derechos a la creación, a la memoria, a la preservación de la memoria y a la libertad de expresión, que se relacionan con la construcción de la gestión pública del SNC.

Indicó que el Sistema Nacional de Cultura se divide en dos subsistemas: de creación y de patrimonio. El primero contempla la creación de tres instituciones sólidas en igualdad de condición: el Instituto Nacional de las Artes, el Instituto Nacional del Audiovisual y la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión. El segundo contempla el Instituto Nacional de Investigación de la Memoria Social y el Patrimonio, el Instituto Nacional de Bibliotecas y Archivos, y el Instituto Nacional de Museos, Sitios y Espacios Patrimoniales.

Acotó que hubo una propuesta de crear un subsistema de la interculturalidad, pero dice que si se agrega este se corre el riesgo de olvidarse nombrar alguna etnia o cultura existente.

Aminta Buenaño hizo un recuento del proceso evaluativo que ha tenido el proyecto de Ley de Cultura. Así, constan la sociabilización del documento y audiencias con funcionarios de Estado e instituciones vinculadas con la actividad cultural. Expresó sobre que el proyecto pasó de ser una ley ordinaria a una ley orgánica “porque habla de derechos y garantías”.

Además, explicó que consideran proponer la creación del Fondo Nacional de la Cultura, el Arte y el Patrimonio (Foncap), para lo cual también deben formular la base legal para este presupuesto. Agregó que la Comisión Ocasional de Cultura, de la cual ella es parte, pidió una prórroga de 20 días para entregar el informe del segundo debate. Luego se abrió un foro.