Pese a que ya finalizó la selección de sugerencias para mejorar el proyecto de Ley de Cultura, según el subsecretario del ramo, Luis Silva, se enviarán las “pocas recomendaciones surgidas” durante la charla de socialización de esta propuesta, que se realizó el pasado jueves en el Salón Azul de la Casona Universitaria, en esta ciudad.

A la cita acudieron los miembros de la Asamblea Autónoma de Artistas del Guayas (AAAG) más autoridades del Gobierno en el ramo cultural, como Milena Almeida, directora provincial de Cultura.

“No se podía dialogar ni escuchar propuestas porque no había un profundo conocimiento sobre qué es lo que se quiere. No hubo mucha convocatoria por parte de los organizadores (asistieron unas 20 personas)”, manifestó la funcionaria tras la reunión, que fue en la tarde.

Silva expresó vía telefónica que “ya se terminó esto de acoger sugerencias, pero igual llevaremos hasta Quito las pocas que surgieron. Este grupo sigue dando vueltas sobre algo que ya se solucionó”.

Por su parte, el folclorista e investigador Wilman Ordóñez, quien también acudió al evento, señaló a los funcionarios del Estado encargados del ámbito cultural que “no pueden seguir ahumando un sistema que invalida la participación y la inclusión ciudadana”.

“Este proyecto de ley no es participativo, no es incluyente, es centralista y demagogo. A las autoridades no les gusta escuchar una opinión distinta a la de ellas”, expresó Ordóñez.

El Subsecretario de Cultura agregó que todo documento es perfectible.
“Incluso después del debate (en la Asamblea, que será en diciembre próximo) se puede mejorar esta ley, pero siempre debe haber un diálogo, sobre todo respetuoso”, dijo.

Para Orlando Sotomayor, director cultural de la Universidad de Guayaquil, la cita tuvo como objetivo el fortalecimiento de la AAAG, organismo que velará el cumplimiento de los artículos de la Ley de Cultura.