El dirigente de la Conaie (kichwa de Sarayacu, Pastaza) dice que es su primer error como dirigente haber suspendido el levantamiento sin consultar a las bases, pero destaca que, pese a todo, logra mantener unidas a las regionales. Pide que la ONU y la OEA actúen como garantes de un diálogo con el Gobierno.

¿Cómo está hoy la unidad del movimiento indígena?
Es una experiencia. Habíamos confiado en la palabra del Gobierno. El movimiento, por suspender temporalmente el paro indefinido, ha tenido muchas repercusiones. Yo como persona también  he sido cuestionado por las bases, pero aquí hay factores para haber tomado esa decisión.

¿Cuáles fueron esos factores?
El Gobierno dijo que no quería enfrentamientos entre el movimiento indígena y la Policía. Se empezó desde el Gobierno a decir que cualquier proceso iba a aumentar  la inseguridad de la democracia. Otro factor: se pidió que se levante el paro para dialogar...

Publicidad

¿Pero no consultó a los dirigentes de las bases?
Fue decisión de Marlon Santi como presidente de la Conaie, aquí no hay nada que negar.

¿No es que con eso se evitaba a lo mejor un fracaso, que el levantamiento estaba débil?
No, no. La movilización estaba creciendo, en auge. Cotopaxi fue tomado ese rato por el movimiento indígena.

¿Cuánto influyó Ramiro Vela, Gobernador de Cotopaxi?
Él había dialogado  con los dirigentes de Cotopaxi. Yo no quería dialogar con ningún representante del Gobierno. Él vino a exponer delante de la gente del paro que el Gobierno quería dialogar... Vela maquinó eso... Es para el movimiento indígena un mentiroso, un farsante y un manipulador que no solo sorprendió a Marlon Santi sino a muchos dirigentes.

Publicidad

El Gobierno dice que la Conaie no tiene una agenda.
Hemos estado pidiendo diálogo y hemos estado en la Asamblea. Hemos tenido dos reuniones con el  gabinete ministerial y la Presidencia.

¿Qué buscan ahora las bases?, ¿por qué no hubo diálogo el viernes?
Hasta ayer (viernes) las bases querían que el Gobierno baje a la Amazonía. El Gobierno niega. Se han visto muchas probabilidades, en cualquier sitio, pero con las bases de la Conaie. Si hay diálogo debe haber transparencia.

Publicidad

¿La estatización del agua es mala? Pero eso sucedió en otras leyes y ustedes se quedaron callados cuando otros sectores reclamaban.
Aquí necesitamos leyes concertadas. El centralismo ya lo hemos experimentado y nos ha afectado bastante al Ecuador y a los pobres. La Ley de Aguas es una dentro del paquete. Nos afectará el código territorial, la ley ambiental. Toda ley que afecte  derechos principalmente tiene que ser aprobada con participación democrática.

¿Este Gobierno es centralista y es malo ese centralismo?
No solo para el sector indígena. Es malo para todos los ecuatorianos.

¿Seguirán los cierres de vías?
Hemos mandado cartas a las Naciones Unidas, al Alto  Comisionado de Asuntos Indígenas y a la OEA, para que sean los garantes de un diálogo con el Gobierno, para que vean nuestras propuestas. El lunes pensamos hacer una convención multitudinaria con todas las nacionalidades y hacer sentar al Gobierno para escuchar nuestra propuesta.