El esguince de tobillo de su pie izquierdo, que padece desde el pasado 16 de mayo, no fue impedimento para que el montañista Iván Vallejo llegara hasta Chone y oficializara el acto mediante el cual esta ciudad ya formaba parte de una red de urbes que cuentan con un espacio de educación y atención para niños y jóvenes especiales.

Ahora los 45 niños que se educan en el centro Juntos Venceremos, que recibían clases en un aula con espacio limitado, cuentan con un área de 800 m², donde además tienen áreas destinadas a recibir capacitación sicológica, un moderno comedor, despensa, cuatro baños y estimulación.

El proyecto costó 130 mil dólares y fue financiado por las ventas de tarjetas navideñas de una empresa cosmética.