Fue inevitable. A pesar de que Dora León Borja y su esposo Ádám Szászdi intentaron motivar a  sus hijos Istvan (49) y Lajos (41) para que estudiaran  carreras distintas a la historia y siguieran  otras profesiones, estos desarrollaron la misma pasión por conocer acerca de acontecimientos del pasado.

La pareja se conoció hace unos cincuenta años cuando estudiaban para un doctorado en historia en la Universidad de Madrid. Allí, León desarrolló una investigación sobre la historia de Guayaquil, específicamente sobre su fundación, como tema para su tesis.

En su búsqueda descubrió aspectos que no se habían esclarecido, como la fecha de fundación de la ciudad. Por ello inició una indagación más profunda en los archivos de España.

“Siempre se hablaba de que la fundación de la ciudad se hizo el día de Santiago pensando que las ciudades tienen su nombre patronímico (...). Es  muy difícil llegar a estas conclusiones por los traslados de la ciudad que no eran fundación. La fecha de fundación es el 15 de agosto de 1534  en el área de Riobamba”, expresa León.

Publicidad

Con toda una vida dedicada a la historia ahora sus hijos siguen la misma vocación. “Han hecho lo posible por alejarnos (de la historia) pero esta casa es historia, su ambiente siempre fue de historia”, sostiene Istvan, quien actualmente imparte la cátedra de Historia del Derecho en la Facultad de Leyes de la Universidad de Valladolid.

Recuerda que su primer trabajo basado en investigaciones de historia lo realizó a los 16 años. Explica que desde muy joven ayudó a su padre en la indagación de algunos temas, entre ellos, el de Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. “Siempre me interesó desde la perspectiva de la historia del Derecho indiano”.

“Mi padre comenzó a estudiar sobre las rutas de las piedras preciosas, que abarcaban un radio del norte de Chile hasta las Antillas (...), hice de ayudante de sabio, el sabio era mi padre, y yo le iba pasando todo lo que encontraba, que creía que podía interesarle y luego los temas colombinos nos llevaron a campos muy cercanos. Yo he bebido de sus fuentes y hemos hecho uno que otro trabajo juntos pero son muy escasos”, dice Istvan Szászdi.

Lajos, en cambio, agradece a su hermano el  haberle enseñado aspectos de la historia militar, que es el tópico que más le apasiona del pasado.

Publicidad

Lo dice porque Istvan conoce desde niño los ataques de los ingleses y holandeses a Puerto Rico, lugar en el que nacieron ambos. “Servía de guía de muchacho, yo lo acompañaba cuando iban sus amigos del extranjero mostrándoles los castillos como San Felipe del Morro, San Cristóbal”.

También por las publicaciones de su hermano de historia militar sobre Napoleón, Carlos V, Las Cruzadas y Juana de Arco. Esto sumado a su interés personal debido a que es un analista en relaciones internacionales y  asuntos de defensa, que labora en Washington.

Dora León  ve con agrado que sus hijos continúen los pasos de la historia. Sin habérselo propuesto, se ha convertido, junto con su esposo Ádám, en la fundadora de una familia de historiadores.

Ayer fue ascendida a Individuo de Número de la Academia Nacional de Historia en un acto en el Municipio de Guayaquil.

Publicidad

Un día antes de este evento indicó que su vocación por el pasado lo descubrió a los 18 años, cuando ingresó a la Universidad, donde tras estudiar un año de medicina, carrera que no le gustó “por cuestiones del anfiteatro”, optó por las Humanidades.

Congreso
Hoy se inicia el encuentro de historiadores Camilo Destruge en el Museo Municipal de Guayaquil. Las siguientes son algunas de las conferencias que se darán.

09:00: Palabras de Benjamín Rosales Valenzuela, presidente de la Academia de Historia, capítulo Guayaquil. 

09:15: ‘Quito Luz de América’ por Manuel de Guzmán Polanco.
 
09:45: ‘Camilo Destruge y los museos de Guayaquil’ por Melvin Hoyos.
 
10:15: ‘Personajes de la fundación y traslados de Santiago de Guayaquil’ por Ezio Garay Arellano.