AP
QUITO.- El Banco Central negó el jueves haber incrementado sus reservas físicas de oro de Ecuador como señalaron versiones que buscarían generar inestabilidad, según el organismo, que explicó el crecimiento de las reservas contables como resultado de la revaluación de la tenencia del material.

Según publicaciones de prensa que citaban información del Consejo Mundial de Oro, Ecuador habría destinado en los últimos tres meses unos 840 millones de dólares para casi duplicar sus reservas de oro, al adquirir unas 28,4 toneladas del metal.

Es una interpretación errónea con la cual se pretende generar inestabilidad en la economía, aseguró a través de un comunicado Diego Zapater, gerente general suplente del Banco Central.

Según las versiones esa compra es considerada inusual y se explicaría porque el oro es comprado como reserva de riqueza en tiempos de crisis para evitar los efectos de la inflación y devaluación de moneda.

El Banco Central desde hace quince años no ha comprado oro, aseguró el comunicado del organismo.

No existen cambios del volumen de reservas en oro como lo afirma el World Gold Council (Consejo Mundial de Oro) en sus estadísticas, agregó, al tiempo que informó que el Banco Central hizo los contactos con la organización internacional  para que rectifiquen el error.

Explicó que las cifras publicadas por el Consejo Mundial de Oro resultan de  las fluctuaciones positivas por los cambios de las cotizaciones en el mercado internacional del oro, en un contexto mundial de crisis y deterioro general de las economías, (lo que) produjo una revaluación de las tenencias de oro a nivel mundial y en el caso ecuatoriano, ocasiona un incremento únicamente de las reservas contables por valoración del oro que tiene el país.

El pronunciamiento se realiza semanas después que se propagaron rumores según los cuales el gobierno estaría decidido a abandonar el dólar, que se adoptó como moneda nacional en el 2000, lo que provocó zozobra en la población.

Varias autoridades desmintieron de inmediato los rumores e incluso el presidente Rafael Correa negó en cadena de radio y televisión una  desdolarización de la economía, con la implantación de una nueva moneda local, y advirtió que se sancionaría a los autores de los rumores.