Los diseñadores de moda en EE.UU. bullen de entusiasmo, expectativa y especulaciones sobre el vestido de noche que usará en sus primeras horas como Primera Dama.

“Casi todo el mundo anhela vestir a Michelle, quien podría elevar el perfil de la moda estadounidense en el mundo”, dijo la editora jefe de la revista de modas Women’s Wear Daily (WWD), Bobbi Queen.

Michelle Obama, de 44 años, ya ha sido calificada como un ícono de la moda por editores de revistas, diseñadores y una multitud de blogueros. Su sentido de la moda pasó a primer plano por primera vez cuando fue fotografiada por la revista Vogue en otoño del 2007.

La esposa del futuro presidente de EE.UU. ya ha demostrado una gran habilidad para hacer perfectas mezclas entre atuendos de diseñador, como los creadores de Chicago, María Pinto, Thakoon y Narciso Rodríguez, y los de marcas masivas como H&M, J. Crew y Gap. Michelle tiene un estilo moderno y elegante, no duda en usar colores y jamás es pretenciosa. “Puede ir de looks clásicos a algo más moderno. Ciertamente tiene la estatura y el aspecto para eso”, dijo Queen. Con 1,82 m de estatura, Obama es esbelta y bien proporcionada.

Publicidad

WWD invitó a varios diseñadores a que presenten el vestido soñado para Obama en el sitio web de la revista. A la convocatoria respondieron Karl Lagerfeld y Christian Lacroix, que dibujaron tres atuendos, entre ellos un vestido ajustado negro con largos guantes de satén y una brillante capa roja.

“Hemos tenido 3 o 4 millones de visitas (en el sitio web), hemos recibido llamadas desde Europa, todo el mundo parece fascinado”, dijo Queen.

También el diario The Washington Post lanzó un concurso para sus lectores, para que propongan diseños originales para el vestido de noche de Michelle Obama.