Un tribunal de Quito aceptó hoy una demanda interpuesta en enero de 2007 por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, contra el Banco del Pichincha, que le acusó de haber incurrido en supuesta mora de pagos por una deuda no comprobada.

El Juzgado Primero de lo Civil de Quito aceptó la demanda de Correa contra el Banco del Pichincha por daños morales, informó el canal TC-Televisión.  No obstante, el canal Ecuavisa informó de que los ejecutivos del Banco del Pichincha apelarán esa sanción.

El caso se remonta a una deuda que Correa había pagado al Banco La Previsora por el uso de una tarjeta de crédito entre 1997 y 2001, pero que fue reportada como no pagada e ingresada en la Central de Riesgos de la Superintendencia de Bancos.

Publicidad

Luego, La Previsora fue absorbida por Filanbanco, en el año 2000 y en agosto de 2001 el Pichincha adquirió las operaciones de la tarjeta Filancard, que incluían la operación de Correa.

En diciembre de 2005, según la versión del Banco del Pichincha, se admitió el pago de Correa por 169 dólares y se retiró su registro de la Central de Riesgo de la Superintendencia.

Sin embargo, el jefe del Estado, antes de asumir la Presidencia, emprendió una reclamación judicial contra el Banco del Pichincha por los perjuicios que le causó el estar en la Central de Riesgo y su deuda en una cartera calificada de incobrable, es decir, que tampoco su titular era sujeto de crédito.

Publicidad

El Tribunal dio la razón a Correa y emitió un fallo en el que ordena a la entidad financiera el pago de una indemnización por cinco millones de dólares.