El Jefe de Estado dijo el sábado  que  se descubrieron cosas “terribles” de varios contratos de la firma.

Es la mayor empresa de ingeniería y construcción del Brasil, según su página web, pero en Ecuador, Norberto Odebrecht es la constructora que está en la mira del presidente de la República, Rafael Correa, por el daño registrado el 6 de junio pasado en la central hidroeléctrica San Francisco.

A criterio del Jefe de Estado, en una reunión efectuada días atrás con el sector eléctrico para conocer los problemas presentados en la planta, las cosas que escuchó y “que hemos descubierto son terribles, no solo en San Francisco, (sino) en muchos otros proyectos donde siempre se quiere perjudicar al Estado”, expresó.

Los contratos “son horrorosos”, dijo el Mandatario en su enlace radial del sábado pasado, en el que también hizo llegar comentarios para el trabajo emprendido por el Gobierno de Pichincha.

Publicidad

Al respecto, mencionó haber descubierto “que el contrato con Toachi-Pilatón, que lo hizo la Prefectura de Pichincha, en este gobierno, con esa Odebrecht tiene los mismos horrores que el contrato de San Francisco; así que lo mandamos a cortar”, informó.

Tras esas declaraciones, Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha, explicó que está pidiendo una auditoría internacional (europea o asiática) para el diseño, así como una asesoría legal solicitada por el Fondo de Solidaridad (FS).

Hasta el momento, Hidrotoapi (empresa del Consejo Provincial encargada de la construcción de la obra) se ha suscrito con Odebrecht el contrato de construcción para la edificación de la presa, pero no para el de diseño, aclaró. Lo que no significa, según él, que no se pueda prescindir de la brasileña.

La continuidad del contrato con Odebrecht está sujeta a la firma de un contrato modificatorio, en donde constarán nuevas especificaciones.

 “La experiencia de San Francisco nos ha abierto los ojos a todos y creo que debemos traducirlas en reformas”, precisó el Prefecto.

Odebrecht, sin embargo, no considera las cosas tan graves.

Publicidad

A través de un correo electrónico respondió que “en este tipo de obras, al año de operaciones siempre se programa una paralización por mantenimiento de rutina”, y eso fue lo que ocurrió. Fue entonces cuando detectaron las fallas geológicas en el túnel y un excesivo desgaste en el rodete de la turbina (el 6 de julio pasado) que ameritó la salida de operaciones y el inicio de las reparaciones.

Inclusive, el daño fue detectado 30 días después de haber vaciado el túnel y realizado la limpieza.

Odebrecht es una organización brasileña que presta servicios de ingeniería y construcción en la mayoría de los países de América del Sur y Central, Estados Unidos, África, Portugal y en el Medio Oriente.

En Ecuador está presente en cuatro proyectos e interesada en uno más: la readecuación del aeropuerto de Latacunga, en la provincia de Cotopaxi.

Inspección técnica
Técnicos del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) visitarán mañana la planta de la central San Francisco para su revisión. 

Anticorrupción
La inspección se realizará por un requerimiento de la Secretaría Nacional Anticorrupción, se indicó.

Presencia de la constructora

Multipropósito Baba
Esta obra, contratada por Hidrolitoral-Cedegé y situada entre los cantones Buena Fe y Valencia (Los Ríos), comprende una presa de 1.099 hectáreas para regular el caudal del río Baba y evitar inundaciones, así como una central con 42 MW de potencia para incrementar la generación de la hidroeléctrica Marcel Laniado. A este proyecto siempre se opuso el ex presidente de la Asamblea, Alberto Acosta.

Toachi-Pilatón
Se trata de una hidroeléctrica que sumará agua de dos ríos: el Toachi y el Pilatón. Su potencia instalada será de 228 MW y está a 80 kilómetros de Quito. La obra se levanta en tres puntos distintos; en dos de ellos estarán dos centrales: una de 50 MW (en la derivación del río Pilatón) y otra de 178 MW (en el Toachi). Por su suelo, de origen volcánico, tendrá 20 kilómetros de túneles. Se prevé terminarla en 48 meses.

Carrizal-Chone
Su finalidad es regar una superficie mayor a las 13.200 hectáreas de tierras, con la conducción del agua presurizada de la represa La Esperanza. El sistema Carrizal-Chone I y II es una obra esperada en Manabí. Odebrecht concluyó la etapa I en el 2006 y ahora se concentra en la II, que deberá terminar en septiembre del 2009. La contratista del proyecto fue CRM (Corporación del Manejo Hídrico de Manabí).

Aeropuerto de Tena
La construcción del aeropuerto fue considerada por el gobierno de Lucio Gutiérrez y de Rafael Correa como una obra destinada al desarrollo económico y social de la región amazónica. Su terminación se espera para el 2010. Con una pista de 2.500 metros y una terminal de pasajeros de 2.400 m², la obra es impulsada por el Ministerio de Transporte y contará con la fiscalización de la Aviación Civil.