Viernes 08 de agosto del 2008 | 08:28 Internacionales

Georgia ataca a Osetia del Sur y denuncia bombardeos rusos

AFP | MEGVREKISI, Georgia

Georgia lanzó este viernes una ofensiva militar contra la región separatista pro rusa de Osetia del Sur y denunció bombardeos de represalia rusos, en una escalada que pone a esa región del Cáucaso al borde de una guerra general.

Al menos 15 civiles murieron a causa de los combates y los ataques aéreos georgianos en Tsjinkvali, la capital de Osetia del Sur, que en unas horas quedó "casi totalmente destruida", según refirió el comandante de las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz, Marat Kupajmetov, citado por la agencia rusa Interfax.

Un portavoz del ministerio georgiano del Interior le dijo a la AFP que las fuerzas leales a Tiflis habían tomado el control de la capital osetia.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pidió que se abra un "corredor humanitario" para evacuar a los heridos de los combates.

Un oficial georgiano denunció por su lado que la aviación rusa bombardeó en represalia una base militar georgiana cerca de Tiflis (oficial georgiano) y que dos aviones rusos fueron derribados sobre territorio georgiano.

La televisión georgiana había dado parte previamente de bombardeos rusos en Gori, negados por un portavoz de la cancillería rusa.

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, anunció la "movilización total" para hacer frente a una "intervención militar de gran envergadura" y exigió que Rusia "detenga los bombardeos" de ciudades georgianas.

Testigos citados por las agencias rusas refirieron que una columna militar rusa ingresó en Osetia del Sur.

Un periodista de la AFP vio a unos cincuenta tanques y camiones con tropas y material militar dirigiéndose desde Vladikavkaz, capital de la república rusa de Osetia del Norte, hacia Osetia del Sur.

"Si se confirma que tropas y armas rusas ingresaron a Georgia, significa que estamos en estado de guerra con Rusia", dijo a la AFP el secretario del consejo nacional de seguridad georgiano, Alexander Lomaia.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, le dijo al presidente estadounidense, George W. Bush, que hay voluntarios rusos dispuestos a combatir a las fuerzas georgianas en Osetia del Sur y que sería "difícil retenerles", informaron fuentes rusas en Pekín, donde ambos dirigentes participan en la inauguración de los Juegos Olímpicos.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, advirtió por su lado que Rusia no dejará "impune" la muerte de sus ciudadanos en Osetia del Sur.

La mayoría de los 70.000 habitantes de Osetia del Sur tienen pasaporte ruso y Moscú brinda apoyo a los separatistas de ese territorio que a inicios de los años 90 se proclamaron independientes de Georgia.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OPSCE) pidió el cese inmediato de las hostilidades y anunció el envío de un emisario especial, el finlandés Heikki Talvitie, para camar el juego en la región.

El consejo permanente de la OSCE mantendrá este mismo viernes en Viena una reunión extraordinaria para analizar la situación en el Cáucaso.

El Consejo de Seguridad de la ONU manifestó en la madrugada del viernes su preocupación por el conflicto, pero sin lograr consenso para votar una declaración promovida por Rusia que reclamaba el fin de la violencia.

Rusia comete una "agresión militar" en nuestro territorio, denunció la canciller Ekaterine Tkeshelashvili, que llamó a los líderes mundiales a ayudar a frenar esa intervención enviando un "mensaje claro" a Rusia.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.