Sábado 26 de julio del 2008 Religiosa y Obituarios

Dolorosa despedida en el sepelio de Spagnolo

http://src.eluniverso.com/2008/07/26/0001/1199/files/dolo126-07-082500.jpg

El obispo de Esmeraldas, Eugenio Arellano, ofrece las últimas honras a Olindo Spagnolo.

Los fieles de la Stella Maris pugnaban por ingresar donde estaban sus restos.

Las manos de cientos de fieles, seguidores de monseñor Olindo Spagnolo, le dieron ayer el último adiós mientras su restos eran depositados en un sepulcro construido a la entrada de la iglesia Estella Maris, en el Guasmo Sur, pasadas las 13:30.

La tristeza durante el sepelio, cuya ceremonia eclesiástica fue oficiada por el obispo de Esmeraldas, Eugenio Arellano, invadió la iglesia. Allí, pocos asistentes fueron los que no lloraron cuando el féretro portado por varios sacerdotes ingresó a la cripta que el propio Spagnolo pidió que se construya para estar “cerca de sus pobres”, como llamaba cariñosamente a los feligreses del Guasmo.

“La misión del Guasmo cautivó mi corazón hasta dar mi vida”, se leía en un rótulo colocado en el altar del templo, lo cual, de alguna manera, resumió la vida de este sacerdote que falleció a los 82 años de un problema cardiaco, el pasado miércoles 23 de julio.

Durante la ceremonia eucarística en la Stella Maris el Obispo de Esmeraldas recordó el trabajo que el sacerdote realizó en la Diócesis de esa provincia, “cuando no había un pastor que guiara a los esmeraldeños”. Era el año 1963. El sacerdote, de origen italiano, inició su labor como vicario apostólico y luego fundó la iglesia La Merced.
Fue designado obispo auxiliar en 1990.

Otros siete sacerdotes, entre ellos su hermano Gianni Spagnolo, párroco de la iglesia San Martín de Porres y su primo Marillo Spagnolo, misionero comboniano, estuvieron presentes en la ceremonia eucarística, al igual que los seminaristas y hermanas de la congregación Estrella del Mar. Las jóvenes hermanas de la congregación fueron las más desconsoladas durante el sepelio.

En la catedral
El féretro llegó a la iglesia Stella Maris portado por un buen número de los 64 sacerdotes que oficiaron una ceremonia previa en la Catedral de Guayaquil.

En esa ceremonia el arzobispo de Guayaquil, monseñor Antonio Arregui, exaltó las virtudes del “Obispo de los pobres”, quien fue el artífice de que en 1985 el papa Juan Pablo II visite el Guasmo, específicamente la naciente parroquia católica de ese momento.

“Olindo siguió los pasos de San Daniel Comboni. Partió para el África y luego vino a América, al extremo del Pacífico. Sus comienzos fueron duros, pero salió adelante por Dios. Olindo Natale Spagnolo Martellozzo nos deja un gran ejemplo de entrega”, dijo Arregui.

Descontrol
Los sacerdotes que ingresaron a la cripta de la iglesia Stella Maris tuvieron dificultad en controlar al público que también pugnaba por entrar al sitio, pese a su reducido espacio. Finalmente los fieles se resignaron a quedarse en el exterior.

Novena
Hoy comienza la novena en la iglesia Stella Maris que será celebrada por diversos sacerdotes, desde las 18:30.

Religiosa y Obituarios

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.