Publicidad

Informe de la CIA vincula a Ecuador en Plan Cóndor

Informe de la CIA vincula a Ecuador en Plan Cóndor

El ex presidente peruano de facto Francisco Morales Bermúdez (1975-1980) declaró hoy que ha iniciado los trámites para colaborar con una jueza en Roma que ha abierto una investigación por la desaparición de 25 italianos en Suramérica hace 27 años en el marco de la controvertida Operación Cóndor.

En entrevista con Cadena Peruana de Noticias (CPN), Morales Bermúdez dijo que es "responsable político de todo lo que ha ocurrido en el Perú" durante su Gobierno, y que por eso ha "empezado todos los trámites necesarios para ponerme a derecho".

La jueza italiana Luisianna Figliolia encargada de las investigaciones preliminares del caso emitió el jueves órdenes de captura contra 140 personas entre dictadores, ministros y jefes de los servicios secretos y policía de Argentina, Uruguay, Bolivia, Brasil, Perú y Paraguay.

La llamada "Operación Cóndor" fue la acción acordada por las dictaduras de Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Brasil y Bolivia para colaborar en la represión de sus opositores en las décadas de 1970 y 1980.

Publicidad

Acusación a Ecuador

Un informe de la CIA, en el que se basa la acusación en el caso del fiscal italiano, Giancarlo Capaldo, señala que Perú y Ecuador se convirtieron en miembros a finales de los ochenta, según citó ayer la prensa en Lima.

"Como ciudadano, como cristiano practicante que soy, nunca pude ordenar la desaparición de esas personas. Jamás pude ordenar que se torture gente, mi decisión política fue extraditar a los montoneros del país, porque en ese momento se estaba cumpliendo una transición a la democracia", agregó el general del Ejército retirado a CPN.

Morales Bermúdez reconoció que se ubicaron a varios montoneros argentinos en Lima, entre ellos a la ciudadana Noemí Gianotti de Molfino que apareció muerta en España en 1980, y que se entregaron a Bolivia porque ingresaron a Perú por esa frontera común.

Reiteró que Perú jamás formó parte de la Operación Cóndor y agradeció el respaldo del presidente peruano, Alan García, que ayer calificó como una "exageración judicial" el pedido de captura internacional del ex presidente.

Morales Bermúdez añadió que trabajó "para una salida democrática. Esa fue mi meta" y, por lo tanto, las labores de inteligencia militar buscaban preservar la tranquilidad pública en los días previos a la transición democrática, que se hizo efectiva con la elección de Fernando Belaúnde Terry (1980-1985).

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?