Sábado 27 de octubre del 2007 Gente

Boda Loor - Noboa

http://src.eluniverso.com/2007/10/27/0001/1065/files/10-27-07-c09-01-12500.jpg

La feliz pareja, Isabel Noboa Pontón y Agustín Loor Viteri.

Al ingresar a La Moraleja, la casa en la vía Samborondón que hasta el jueves pasado fue el hogar de Isabel Noboa Pontón, en medio de un camino angosto y poco iluminado salta a la vista una edificación que, flanqueada por luces y árboles, ofrece una atmósfera romántica y sofisticada.

La noche de la boda de Isabel Noboa Pontón con el cardiólogo Agustín Loor Viteri, director médico de Omnihospital, un fuerte equipo de seguridad indicaba la ruta a seguir a los cerca de 150 invitados a uno de los eventos más comentados del año de la sociedad guayaquileña. A las 20:30, Isabelita, como la llaman sus amigos y colaboradores de confianza, ingresó al lugar con un traje  beige de diseñador español, muy sentador, y una sonrisa enorme. Treinta minutos después arribó el novio con un traje blanco (Hugo Boss) acompañado por sus familiares. De inmediato, Loor se abrió paso entre quienes lo felicitaban para preguntar ¿y la novia?, quien se encontraba a unos diez pasos, puso la mejilla derecha para el saludo y le dijo: ¡Tenemos que ir a la capilla!

En ese momento caminaron unos treinta metros hacia la pequeña casa de oración junto al hermano de la novia, Álvaro Noboa, y su esposa Anabella Azín de Noboa. Allí los esperaba un sacerdote para oficiar la ceremonia religiosa con bendición especial que tomó casi 40 minutos.

Isabel y Agustín fueron del brazo al altar, mientras la soprano Beatriz Gil entonaba una melodía.

Llegado el momento, se les consultó ¿quieren permanecer en unidad hasta que la muerte los separe? a lo que ambos contestaron con un sonoro y rotundo “sí”. Vino el beso, el intercambio de alianzas, la bendición final y el aplauso de los asistentes.

Hubo muchas fotografías, felicitaciones y abrazos. Y mientras de a poco los invitados retornaban al lugar  de la recepción, los novios hablaron brevemente con la prensa.

El novio manifestó a EL UNIVERSO: “Nosotros tenemos una vida muy llena de felicidad, tanto que decimos que tenemos una luna de miel desde hace mucho tiempo y queremos tener una luna de miel por el resto de nuestras vidas”.

Al preguntarles cómo sobrellevan el estrés y el cansancio en sus agitadas vidas, nuevamente el novio tomó la iniciativa y respondió: “Nos gusta la holística, ver un paisaje, un atardecer, un amanecer, farandulear y bailar, a lo que la recién casada añadió: “Buscar la paz, hacer oración, ver el paisaje durante nuestros viajes”.

Para la luna de miel eligieron Dubai (Emiratos Árabes), comentaron, al tiempo de indicar que ya han recorrido juntos el país. Concluida la conversación se dirigieron a la recepción donde los esperaban más fotos y felicitaciones.

DETALLES

Música
El Trío Arpa, Guitarra y Guitarrón dio la bienvenida a los asistentes. Un DJ amenizó parte de la velada y el grupo de Omar Montalvo fue la orquesta contratada.

Decoración 
Julio Tomalá utilizó flores en tonos naranja, melón y blanco; velas y luces para decorar los centros de mesa y los árboles. Dalila Ríos elaboró la torta de chocolate con apliques verde limón.

Bufé
El hotel Oro Verde ofreció un menú en el que el plato fuerte fue el confit de pato al romero con milhojas de damasco y camote, salsa de uvas y jerez a la perigourdine.

Invitados
Entre los asistentes estuvieron Luis Chiriboga Parra, Gloria Gallardo, Óscar Orrantia, Iván Rodríguez, Miguel Orellana, Colin Armstrong, Olga Eljuri de Doumet , entre otros.

Más fotos, visite la sección Cuentamelo Todo.


Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.