Empezó confeccionando su propia ropa, desde la adolescencia. Ahora es una de las diseñadoras más solicitadas por divulgar las culturas ancestrales.

Nacida en Burdeos, Francia, pero radicada en Panamá desde hace 36 años, la modista Helene Breebaart muestra en cada colección una fusión entre las raíces indígenas panameñas con los cortes y diseños contemporáneos. Los bordados, apliques y pintados expuestos en sus trajes son elaborados a mano por artesanos del país centroamericano, que trabajan con ella hace más de dos décadas.

Breebaart explica que su arte fuerte “otorga carácter a quien lo viste”. Por esa razón en los 19 vestidos que lucieron las candidatas del certamen Super Model of The World, que se efectuó el jueves pasado, utilizó una variada gama de colores y combinaciones. Además del diseño, la modista de 65 años es una innata pintora, lo que le ayuda a dar más realismo a cada estampado que impregna. Manifiesta  que trata de vestir al cuerpo “para qué devestirlo, lo importante es que impresione y exprese algo”.

La creativa franco-panameña especifica que los tonos negro y blanco son bases y nunca pasan de moda, pero  prefiere hacer juego con el resto de colores. A la vez, que le gusta combinar con collares, aretes y pulseras elaborados por ella y sus artesanos en taguas importadas, palmas y demás productos naturales que puedan adaptarse a sus diseños.

Los sombreros denominados “panameños”, pero que en realidad se exportan desde el Ecuador, son exóticos y elegantes, refiere Breebaart y agrega que a ella se los solicitan para matrimonios o galas que se desarrollan de día. “Los envío sobre todo a Europa”, recalca emocionada al indicar que admira la facilidad y tiempo que dedican a este producto los artesanos ecuatorianos.

La diseñadora ha visitado el país en varias ocasiones. La primera vez fue cuando “los hombres llegaron a la Luna, entre 1969 y 1970, conocí Guayaquil, Quito y Cuenca. Entonces promocionaba los perfumes de Cristhian Dior”. Posteriormente regresó por pedido de algunas embajadas para confeccionar los diseños a las esposas de los extranjeros. 

Aparte de vestir a modelos, misses, artistas y primeras damas, Breebaart ha confeccionado trajes para la realeza española y británica.
Su próxima intervención será en el Día de la Moda de Centroamérica, que se desarrollará en Panamá del 3 al 5 de octubre próximos; en representación de Ecuador irá la diseñadora Aracely de Bucco.