Un hombre fue detenido por la escolta de seguridad del presidente Rafael Correa acusado de haber ofendido al mandatario con gestos obscenos, por lo que los jueces podrían sentenciarlo con prisión de seis meses a dos años, en un hecho insólito en el país.

La presidencia emitió un comunicado este jueves en el que explicó que Mauricio Xavier Ordóñez permanece en la cárcel por la orden de detención emitida por el jefe de seguridad de Correa acusado de haber hecho gestos obscenos en estado de embriaguez contra del presidente.

Ofendió al presidente con sus gestos cuando pasó la caravana en la que viajaba Correa rumbo a la base aérea antes de viajar el miércoles a la cumbre de la Comunidad Andina de Naciones en Bolivia, señaló el documento.

El hombre, de 33 años, cometió un delito flagrante contemplado en la Constitución y por lo tanto está sujeto a ser aprehendido, señaló el comunicado.

Publicidad

El código penal señala en el artículo 230: El que con amenazas, amagos o injurias, ofendiere al Presidente de la República o al que ejerza la Función Ejecutiva, será reprimido con seis meses a dos años de prisión y multa de ciento a quinientos sucres

Ordóñez, un comerciante de materiales de acero, se defendió desde la cárcel y el canal Ecuavisa lo mostró explicando que hizo señales con sus brazos como pidiendo a los autos de la caravana que pasaran rápido.

Se supone que (yo) estaba pidiendo paso. Es un país donde se puede decir las cosas que se piensa, aseguró.

Se acercaron a mí a decir que le había faltado el respeto al presidente y me procedieron a detener, agregó. Ordóñez no aclaró en la entrevista si se encontraba ebrio en ese momento.

El caso se encuentra en la Fiscalía, la cual debe calificar el caso y tiene la potestad de disponer la libertad o prisión preventiva, confirmando la orden de detención.

En caso de que Correa presente acción particular puede fijar el monto económico que estime pertinente por daños y perjuicios.

No se tienen registros de un hecho parecido.