Jueves 25 de enero del 2007 Política

Trágica muerte de ministra Larriva, su hija y 5 militares

http://src.eluniverso.com/2007/01/25/0001/8/files/01-25-07-a01-f042500.jpg

MANTA, Manabí.– Efectivos de las Fuerzas Armadas ecuatorianas buscaban hasta esta madrugada los restos de los helicópteros que colisionaron y en los que fallecieron ayer la ministra de Defensa, Guadalupe Larriva, su hija y otros cinco militares.

Ocurrió en Manta, muy cerca de la Base. Helicópteros en que iban chocaron anoche.

Anoche, cerca a la Base Naval de Manta, cuando dos helicópteros militares tipo Gacela se disponían a aterrizar, uno impactó contra el que viajaba la ministra de Defensa, Guadalupe Larriva. En el accidente murieron siete personas, incluidas la secretaria de Estado y su hija, Claudia Ávila, de 16 años de edad.


Nueve días después de posesionarse como la primera mujer en ese cargo, la ministra de Defensa Nacional, Guadalupe Larriva, falleció anoche en la Base Eloy Alfaro de Manta, Manabí, a las 20:10 al chocar el helicóptero en el que viajaba con otro, que volaba muy cerca.

Junto con Larriva murió su hija, Claudia Ávila Larriva y los pilotos del ejército el  coronel Nicolás Gortaire Marco, comandante del grupo 43, y los capitanes Richard Jurado, Byron Zurita y Celso Acosta y el teniente Luis Herrera que la acompañaban, miembros de las tripulaciones de ambas naves Gacela, de fabricación francesa.

Larriva recorría destacamentos militares del país, y salieron a las 19:40 del aeropuerto Reales Tamarindos de Portoviejo y sobrevolaron el polígono del cantón Montecristi como parte de las actividades organizadas por el 53º aniversario del Ejército.

Hace 50 años, Guadalupe Larriva nació en Cuenca, Azuay, y tras una trayectoria política de muchos años en el socialismo, ocupó su dirección nacional y hace poco lo representó en el Congreso.

Según testigos, el helicóptero que acompañaba al de la ministra alcanzó con una de sus aspas la cola del otro, justo del costado en el que viajaba la funcionaria.

El impacto provocó una caída violenta de las dos naves en una zona deshabitada de la vía que conecta Manta con Jaramijó a un costado de la Base de Manta. Los restos se esparcieron en un radio de un kilómetro de extensión.

El área es de difícil acceso con un camino angosto cubierto de montículos de tierra. En el centro, donde cayeron los helicópteros, se localizaron pedazos de hierros retorcidos y bajo estos los restos de los fallecidos.

El fiscal Erwin Grooemow y los jefes de la policía de Manta tuvieron complicaciones para ingresar al lugar del siniestro.

Primero identificaron un radio del accidente para cercar con militares y policías, pero no se percataron de que los restos de los helicópteros y cadáveres se encontraban fuera de ese perímetro.

Dentro de esa área se localizó a cuatro accidentados. Ellos aún tenían signos vitales y fueron trasladados a la clínica San Gregorio, donde solo se confirmó su muerte, entre ellos la hija de la ministra, Claudia Ávila.

Al sitio se acercaron bomberos del puesto de operaciones de avanzada para ayudar en el proceso de búsqueda de los fallecidos y se armó un operativo militar en el que participaron 200 militares, entre miembros del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, la mayoría de ellos se encargaron de hacer un círculo humano alrededor del sitio del accidente.

El presidente de la República, Rafael Correa, viajó a Manta y en una rueda de prensa afirmó que sus compromisos con el país están más latentes que nunca, tras la muerte de su amiga y resaltó el hecho de que Larriva fue la primera mujer en ocupar el cargo de ministra de Defensa y también la primera civil durante los últimos 25 años en esa tarea.

El Presidente explicó y lamentó el hecho con breves palabras y no permitió preguntas de los periodistas. Tampoco estableció si habrá luto nacional por la muerte de la ministra. Sus últimas palabras fueron: “Gracias Guadalupe, descansa en paz querida Guadalupe” y su voz se quebró y no pudo continuar.

Anunció que solicitará la ayuda de países amigos para conocer las verdaderas causas de este lamentable accidente y pidió que los ecuatorianos oren para que la ministra y sus acompañantes descansen en paz.

Ojalá, dijo, que este trágico accidente cree un clima de paz ante la convulsión política que vive el Ecuador.

Antes, la secretaria de Comunicación, Mónica Chuji, afirmó que el Presidente estaba consternado y pedía respeto y por tanto no quería responder ninguna pregunta.

Familiares
De la Base Aérea Mariscal Sucre de Quito partieron anoche dos aviones hacia Manta. En el primero viajaron tres familiares de la ministra; en el segundo se movilizaron el ministro de Economía, Ricardo Patiño, y familia del oficial Luis Herrera.

El ministro de Energía, Alberto Acosta, y el secretario de la Administración, Vinicio Alvarado, también se desplazaron hacia ese puerto manabita.

Los restos de la ministra serán velados en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro de Quito y posteriormente se trasladarán a Cuenca.

La ministra Larriva pensaba hoy pasear en Manta y ese era el motivo de que su hija la acompañara en su viaje.


FALLECIDOS
NÓMINA

En el primer helicóptero viajaban la ministra Guadalupe Larriva, el capitán Celso Acosta y el teniente Luis Herrera.

En el segundo helicóptero iban  la hija de la ministra, Claudia Ávila Larriva; el coronel Marco Gortaire; y los capitanes Richard Jurado y Byron Zurita.

Sus restos fueron trasladados al policlínico de la Base de Manta,  donde esperaron a los familiares para su reconocimiento y traslado a sus respectivas provincias.
Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.