Un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés)  difundido en la Conferencia sobre Cambio Climático que se celebra en la capital de Kenia revela que los pingüinos de Galápagos y otras especies de aves están en peligro de extinción por los efectos del cambio climático.

Señala que desde la década de los setenta se ha reducido a la mitad la población de pingüinos.

Entre las especies que podrían salir peor paradas -señala el informe-  figuran los pingüinos de las islas Galápagos, el águila imperial, en España,  y especies de México, especialmente que habitan en el desierto de Chihuahuan.

“El informe muestra que aves marinas y migratorias son muy sensibles  a los niveles actuales de cambio climático”, según Hans Verolme, director del programa de Cambio Climático de WWF.

Publicidad

Si las temperaturas se elevan más de dos grados centígrados respecto a la era pre-industrial (en la actualidad aumentaron 0,8 grados)  los científicos piensan que la tasa de extinción de aves puede llegar al 38 % en Europa y 72 % en el norte de Australia.

Titulado Especies avícolas y cambio climático: Informe sobre el estado global de la situación, el documento revisa más de 200 artículos científicos sobre aves  para tratar de dibujar un panorama acerca del impacto del calentamiento global en ellas.

Las conclusiones del informe destacan tres aspectos: que los cambios de las temperaturas afectan el comportamiento de las aves, que algunas especies ya están experimentando los impactos y que, en el futuro, el cambio climático pondrá en peligro a un gran número de especies.

El efecto invernadero afecta a las aves de forma directa al modificar las temperaturas, las lluvias y humedad y, de forma indirecta, cambiando sus hábitats al aumentar el nivel del mar o el uso agrícola excesivo de la tierra y la destrucción de los bosques.

En las islas Galápagos, las poblaciones de pingüinos se han reducido a la mitad desde 1970 porque los ejemplares adultos se quedaron escuálidos y fueron incapaces de reproducirse durante los años del fenómeno meteorológico conocido como El Niño.

Repeticiones de El Niño están pronosticados a consecuencia del cambio climático y podrían reducir aún más la ya pequeña población de pingüinos y ponerla al borde de la extinción, dice el informe.