Lunes 02 de enero del 2006 Política

Castillo alista participación en el Frente Económico

Redactora | Mariela Cevallos

Durante esta semana, el Gobierno conformará una comisión especial que se encargará de auditar la deuda externa ecuatoriana.

Esta iniciativa es planteada por el ministro de Gobierno, Alfredo Castillo, quien además critica al diputado socialcristiano León Febres-Cordero, quien cuestionó la negociación de la deuda externa, hecho que llevó a prisión al ex presidente Gustavo Noboa. “Esto no debió ser así”, señala Castillo.

Castillo, un político con formación principalmente económica adquirida en Rusia, se confiesa un admirador del precandidato presidencial Rafael Correa, un hombre sobre el cual hay una gran expectativa nacional, según su opinión.

Fue comunista y dice sentirse orgulloso. Pero la historia cambió y decidió cambiar con ella. Lo que no ha cambiado para el ministro de Gobierno y Policía, Alfredo Castillo Bujase,  son sus principios que –asegura– “son mi guía y práctica  diaria”.

Luego de consultas presidenciales con sectores políticos en Guayaquil, Castillo, con 65 años de edad, padre de dos hijos (Daniel, de 30 y Narena, de 31) y esposo de la filóloga Martha de Diago, asumió hace 19 días el reto de impulsar el proyecto de Asamblea Constituyente, el sueño de su amigo cercano, el presidente de la República, Alfredo Palacio, a quien le une una amistad de más de 30 años, cuando con el padre del primer mandatario (un reconocido escultor y pintor  ecuatoriano), Castillo compartía experiencias políticas que los llevó a crear el Partido  Liberación Nacional (LN), luego de romper con el Frente Amplio de Izquierda en 1987.

Antes, fue secretario provincial del Partido Comunista en Pichincha, en donde le imprimió todo lo que aprendió durante su estancia en Rusia, en donde estudió Economía y dominó el ruso, idioma que hasta ahora practica.

Apasionado por la lectura, han sido centenares los libros que han pasado por sus manos, con una selección de autores y especialidades, según su época y también por su pasión, la política.

Con un nuevo reto, dice que no le asusta la oposición del Congreso a su llamado para sacar adelante la Asamblea y asegura que existe “caducidad del Parlamento e insensibilidad de sus integrantes frente a la demanda social...”.

Tampoco le asusta la oposición pública del diputado socialcristiano León Febres-Cordero a  su gestión como ministro, pero  reconoce y califica de importante el proyecto de reactivación productiva que presentó al Congreso para reducir las tasas de interés.

También lo critica. “Yo no comparto cuando Febres-Cordero planteó su cuestionamiento a la negociación de la deuda, quiero decirlo de manera importante y severa, la consecuencia no debía ser la cárcel para el ex presidente Gustavo Noboa, sino para la propia deuda externa. Eso que hizo Febres-Cordero en un juzgado afectó  a la historia y a  la economía. Él optó por buscar responsabilidades”.

Por ello, con el apoyo del presidente Palacio planifica para la primera semana de enero la conformación de una comisión especial de expertos “incorruptibles” que se encargará de auditar la deuda externa ecuatoriana.

Esta idea   fue planteada en su momento por el entonces presidente Lucio Gutiérrez y lo que busca es auditar la deuda en relación con acreedores que representen al Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el Ministerio de Economía, funcionarios que prefieren no identificarse no comparten esta iniciativa y la consideran una injerencia en asuntos económicos.

Castillo Bujase, como detractor de este organismo de crédito, comparte opiniones con el ex ministro de Economía, Rafael Correa, ahora precandidato presidencial, de quien dice ser su amigo personal. Además, no oculta su admiración por él, por lo que incluso adelanta criterios sobre su futuro: “Es un hombre sobre el cual hay una gran expectativa nacional”, asegura.

También califica de visión equivocada a quienes aseguran que Correa (cuando era ministro) fue el culpable de la situación económica actual.

Desde que Castillo asumió el Ministerio, Correa continúa solicitando sus opiniones personalmente y por vía telefónica, señalan cercanos al ministro de Gobierno. Así, desde que el ex ministro de Economía manifestó su interés por participar en la política, Castillo se convirtió en una especie de asesor, dicen.

Una tarea conocida por el actual secretario de la cartera de Gobierno, cuando Abdalá Bucaram era candidato a la presidencia de la República (en 1996) y cuando asumió la presidencia de la República.

Por cuatro meses asesoró al líder del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), lo que para unos dañó su imagen política, pero para otros, como su esposa Martha de Diago y colaboradores cercanos, no le afectó en lo absoluto. “Todas las etapas políticas de Alfredo, incluida la de la presidencia de Bucaram (1996) y su candidatura a binomio de Álvaro Noboa (1998), le han llevado a lo que es ahora, un hombre políticamente maduro”, asegura su esposa.

“De Abdalá Bucaram fue asesor poco tiempo y en momentos muy especiales donde Abdalá quería hacer cosas buenas por el país”, dice con énfasis De Diago.

¿Por qué me tratan de estigmatizar con Bucaram?, se pregunta Castillo Bujase y defiende su participación en ese Gobierno, aunque se lamenta que nunca pudo influir en ninguna de sus decisiones políticas y económicas.

Quienes conocen a Castillo aseguran que después de la experiencia junto con el empresario Álvaro Noboa, su relación con el líder del Partido Renovación Institucional Acción Nacional (Prian) quedó muy bien y que su experiencia fue importante para su futuro político.

Aunque aclaran que eso no significa una preparación política para alguna candidatura en elecciones próximas.

El Ministro asegura que Noboa fue el triunfador de las elecciones presidenciales en 1998 y dice ser testigo de las actas donde constaba como ganador.

A Castillo lo consideran como la fortaleza del discurso de la campaña electoral de Noboa y quien participó en la elaboración de su programa político. Ahora, para el ministro, “Noboa no es un hombre de poder, sino el hombre más rico del Ecuador, lo que no significa que tenga el poder”.

Su compromiso en el Ministerio, dice, es lograr consensos con todos los sectores, y añade: “Nadie va a ser acusado por mí, a nadie voy a descubrir como pecador, voy a impulsar un esquema distinto donde quepan justos y pecadores”.

PERSONAL

Nombre: Alfredo Castillo Bujase.
Edad: 65 años
Profesión: Doctor en Jurisprudencia, máster en Economía, traductor de idiomas inglés y ruso.
Cargos: Actualmente, se desempeña como profesor universitario en la Universidad Central del Ecuador, en la Estatal de Guayaquil y en la Escuela Politécnica del Litoral. Columnista de diario El Telégrafo.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.