Miércoles 26 de enero del 2005 El País

En el Cenepa quedan huellas de la guerra

PATUCA, Morona Santiago | José Olmos, redactor

Con varios actos las Fuerzas Armadas conmemoran hoy la victoria alcanzada en el conflicto del Cenepa contra Perú.

Hace diez años militares ecuatorianos se enfrentaron con tropas peruanas que incursionaron en el sector  denominado Base Norte, en la cordillera del Cóndor.

Este fue el inicio de lo que se conoció como la Guerra del Cenepa.

En la Brigada 21 Cóndor, en Morona Santiago, que sirvió de base de operaciones durante el conflicto, se efectuará una ceremonia especial para recordar la fecha.

En este sitio hay una urna que contiene prendas, armas y un pedazo de un helicóptero peruano derribado, como trofeos de guerra.

En el conflicto del Cenepa murieron 34 soldados ecuatorianos, según cifras del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

La Brigada de Selva 21 Cóndor, asentada en la parroquia Patuca, de Méndez (Morona Santiago) realiza hoy un acto militar y rinde homenaje a integrantes de sus filas, en conmemoración de los 10 años del inicio del conflicto armado con el Perú en el sector del Cenepa y que significó un triunfo para las Fuerzas Armadas Ecuatorianas y un ejemplo de unidad del país.

Un acto similar debió celebrarse en el Grupo de Fuerzas Especiales Cenepa Nº 26, de Quevedo, Los Ríos, pero se lo suspendió hasta la próxima semana porque 120 hombres de esta unidad fueron a Guayaquil para reforzar el control en las marchas anunciadas para hoy, dijo el jefe (e) del Grupo, Tnte. Estuardo Cóndor.

El evento de la Brigada 21 Cóndor se cumplirá en un patio que entre enero y febrero de 1995 sirvió de escenario para que los comandantes arenguen a las tropas en su misión de defender el territorio ecuatoriano. Esta unidad sirvió de base de operaciones durante el conflicto.

Este patio resalta por tener a un costado una hilera de banderas de las 22 provincias del país. En una esquina existe ahora una urna que contiene algunas prendas del Ejército del Perú consideradas trofeos de guerra, entre estos uniformes, armas y un pedazo del helicóptero peruano MI, una de las diez naves derribadas por el Ejército y la aviación ecuatorianos durante los enfrentamientos, según los informes del Comando Conjunto de aquella época.

El acto será sencillo y servirá para resaltar el valor de los soldados que entregaron sus vidas por la patria y quienes quedaron heridos, mutilados o salieron con éxito luego de combatir, destacaron el comandante de la unidad, Crnel. Edwin López, y el subcomandante, Crnel. Baltazar Castro.

En el conflicto del Cenepa murieron 34 soldados ecuatorianos, según cifras del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Una galería en honor a estos héroes existe en la Brigada 21 Cóndor, cuyo estandarte posee la condecoración Cruz de Guerra por la Victoria del Cenepa, al igual que las otras unidades que fueron parte del enfrentamiento bélico.

En diciembre de 1994, Perú inició la movilización de más tropas y Ecuador hizo lo mismo. Los primeros días de enero de 1995 hubo enfrentamientos aislados y el 26 de ese mes se generalizaron los combates cuando una patrulla peruana atacó a una ecuatoriana cerca del destacamento de Cueva de los Tayos.

Ese día, Ecuador declaró la alerta roja y un día después, el entonces presidente Sixto Durán-Ballén decretó la emergencia y movilización nacional.

A las 05h15 del 26, una bala penetró en el pecho del soldado Vicente Arnulfo Rosero Palacios, oriundo de Puyo, lo que le provocó la muerte. Éste se constituyó en el primer héroe del enfrentamiento bélico.

Los combates prosiguieron y los soldados ecuatorianos defendieron con éxito todos los destacamentos que entonces Perú aseguraba haberse tomado, como Cueva de los Tayos, Tiwintza, Coangos, Banderas, Teniente Hugo Ortiz, Etza, Cóndor Mirador, Soldado Monge.

Luego de la firma de un acta de cese el fuego, conseguida por cuatro países garantes, Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos, el conflicto concluyó a fines de febrero. La firma definitiva de la Paz se dio el 26 de octubre de 1998 en Itamaraty, Brasil, entre los presidentes Alberto Fujimori y Jamil Mahuad, de Perú y Ecuador, respectivamente.

Para fijar los límites, Ecuador cedió territorios que sus soldados no perdieron en la guerra. Tiwintza, que se constituyó en el símbolo del conflicto, quedó en suelo peruano aunque ese país cedió derechos de propiedad en un kilómetro cuadrado.

MILITAR

MUERTOS Y HERIDOS
Además de los 34 muertos, Ecuador reportó un total de 70 heridos. No obstante, hoy, la Asociación de ex combatientes del Cenepa, que funciona en Quito, mantiene un registro de 154 víctimas, entre fallecidos y mutilados, algunos de ellos aún laboran en el Ministerio de Defensa o se dedican a actividades particulares.

DESMINADO
En la zona del conflicto, desde el mes de octubre se realizan tareas de desminado por parte de un grupo de militares del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, el cual da cumplimiento a un convenio con la Organización de Estados Americanos (OEA), que financia la mayor parte de esta labor.

El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.