Lunes 13 de diciembre del 2004 Música

Notoken, hard core con sabor criollo

Rafael Veintimilla Aragundi, para EL UNIVERSO

Durante la noche del viernes 15 de junio de 1991, Julio Salame, Carlos Avilés, Gabriel Ávila y Luis Mancero bebían unos tragos.
En pocas horas ellos debían enfrentar por primera vez al grupo como banda de hard core, tras dos meses de ensayo en el kilómetro 5 vía a Daule, donde vivía Rafael Castro, un amigo de ellos que había sido también el último baterista que tuvo el desaparecido grupo Abraxas.

No obstante, a pocas horas de ese debut, el grupo no tenía nombre y Avilés fue el primero en sugerir uno. A él se le ocurrió Death Persons, pero el resto no estuvo de acuerdo y de inmediato surgió una lluvia de ideas para saber cómo se iba a llamar el grupo.

La noche del viernes se había convertido en la madrugada del sábado, eran las 04h00, según recuerda Salame, a quien se le ocurre levantarse de su asiento con la frase “bueno yo me voy a dormir porque más tarde tenemos que tocar”.

Ante eso, el resto del grupo y otros amigos más que los acompañaban le dijeron “Ven, chupa (bebe) y no toquen”. La respuesta inmediata de Salame fue “Ahí está el nombre para la banda, nos llamaremos ‘no toquen”.

Salame, miembro fundador de la agrupación, considerada como la más representativa del hard core ecuatoriano (uno de los tantos derivados que tiene el rock), explica que se modificó la forma tradicional de escribir la expresión ‘no toquen’ a Notoken.

“Me pareció poco común llamarnos así, además quién nos iba a copiar el nombre”, dice el zurdo guitarrista del grupo que en sus inicios completaron Avilés como vocalista, Ávila, baterista y Mancero, bajista.

Llegó el debut y Notoken actuó junto a Murano y Demolición en el Club de Leones de la Alborada.

Fue el inicio de una trayectoria que ya tiene trece años y que surgió con la influencia de bandas como D.R.I y Sick of it all.

El único puesto inestable del grupo ha sido el bajo. Mancero estuvo de 1991 al 98, en que ingresó Marcos Correa hasta el 2000. Volvió Mancero en el 2000 y se quedó hasta el 2002, donde también se produjo otro retorno: el de Correa, quien se quedó en Notoken hasta enero pasado. El actual bajista es Daniel Salame, hermano de Julio.

José Chibolo Jiménez también tiene una participación importante en el grupo. Hizo dueto en las vocales junto a Avilés, entre el 1998 y el 2000.

El grupo siempre se ha caracterizado por la crítica contra los políticos y la corrupción. Sus primeros trabajos fueron demos de 22 canciones, grabados con micrófonos separados y mezcladoras caseras.

Aunque Notoken no es un grupo comercial, su música ha traspasado fronteras. Es una de las primeras bandas subterráneas en actuar fuera del país. Ocurrió en 1995 cuando fueron a Medellín, Colombia.

Entre sus grabaciones constan demos que comparten con bandas como Agathocles, de Bélgica, y CFDL, de Japón.

En su discografía constan discos como Llamado a los descerebrados, De tin marín de do pingüé (1998),  Diez años (2001); Rompiendo la incomunicación (en España, 2002), Latinoamérica amor y paz (en Estados Unidos, 2003), Sudamérica in decline (2003).

El sábado pasado tenían previsto actuar en el Ecuafest (en el Skate Park) con una mezcla de temas viejos como Resiste Juan Resiste o Raza única y nuevos como Evidencia, Trabajo digno y Ana Cristina.

Música

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.