Martes 10 de agosto del 2004 Política

Acuerdos políticos con el PRE

http://src.eluniverso.com/2004/08/10/0001/8/files/61181-1907-f2500.jpg

Abdalá Bucaram junto a su hijo Jacobo (i) y su esposa María Rosa Pulley, cuando regresó al país en 1987.

El PRIMER RETORNO
El 19 de octubre de 1985 se inicia el juicio contra el entonces alcalde de Guayaquil, Abdalá Bucaram, por una supuesta ilegalidad y sobreprecio de 20 millones de sucres en el acarreo de material pétreo –cascajo–. El 25 de noviembre de 1985, tras la orden de prisión preventiva, Bucaram se autoexilia en Panamá.

El 17 de agosto de 1985, declaraciones de Bucaram en contra de las Fuerzas Armadas motivaron otro juicio por injurias. El 23 de septiembre de 1986, el Congreso le concede amnistía general. El entonces presidente de la República, León Febres-Cordero, se negó a publicar en el Registro Oficial lo que consideró “una resolución espuria” aprobada por el bloque progresista (ID, DP, PRE, MPD, FADI y PSE).

Se levanta la orden de prisión preventiva por el caso cascajo en julio de 1987 y Abdalá Bucaram regresa el 1 de agosto de ese año y lo recibe una multitud de simpatizantes en las calles 29 y Oriente en Guayaquil, donde anuncia su candidatura presidencial.

PSC VOTÓ POR AMNISTÍA
Abdalá Bucaram pierde las elecciones presidenciales frente a  Rodrigo Borja (1988) y posteriormente  se reanuda el juicio por el negociado del cascajo.

El 28 de junio de 1988 se renueva la orden de prisión y Bucaram vuelve a viajar a Panamá.

El juicio se reactiva durante 1989 y 1990. En julio de 1990, el PRE plantea la amnistía para su líder como punto de negociación en el Congreso. En ese contexto ocurrió la agresión a los diputados Jamil Mahuad, Alberto Dahik y Vladimiro Álvarez Grau, por parte de militantes roldosistas.

El 11 de septiembre de 1990 el presidente de la Corte Superior de Justicia de Guayaquil, Hugo Quintana, dicta el sobreseimiento provisional del caso y Bucaram retorna por segunda ocasión, luego que el Congreso, con votos del PRE, PSC, CFP, MPD y FRA, le concedieran la amnistía el 5 de octubre de ese año.

El 7 de octubre regresó de Panamá, nuevamente a las calles 29 y Oriente, en el suburbio guayaquileño, para anunciar su segunda candidatura presidencial.

PERMANENCIA EN PANAMÁ
En 1992, Abdalá Bucaram queda en tercer lugar en las elecciones presidenciales, después de Sixto Durán-Ballén y Jaime Nebot. Permaneció en silencio hasta abril de 1993, cuando anunció el retorno a la política. El 2 de julio de ese año, el socialcristiano Luis Almeida denuncia que Bucaram viajó a Panamá para preparar el exilio de su hermana Elsa, acusada del caso Chatarra en la alcaldía de Guayaquil.

La elección de dignidades en el Congreso, en agosto de 1994, provocó al denominado “pacto de la regalada gana”, donde el PSC consiguió llevar a la presidencia legislativa a su diputado Heinz Moeller y Marco Proaño Maya, del PRE, a la vicepresidencia.

En 1995, el PRE no apoya la censura del vicepresidente Alberto Dahik e hizo campaña por el No en la consulta popular de Durán-Ballén.

El 2 de febrero de 1996 Bucaram proclamó, por tercera ocasión, su candidatura presidencial, con Rosalía Arteaga, cuyo binomio ganó en julio de 1996. Fue posesionado el 10 de agosto de ese año y el 11 de febrero de 1997 inicia su exilio en Panamá hasta la fecha, tras su destitución en el Congreso por supuesta incapacidad mental.

PRE ASEGURA QUE JUICIOS YA PRESCRIBIERON
El abogado del roldosismo, Héctor Solórzano Constantine, aseguró ayer que los juicios por injurias calumniosas interpuestos por Jaime Nebot y Alexandra Vela en contra el ex presidente, Abdalá Bucaram, ya prescribieron. Así refutó al diputado socialcristiano León Febres-Cordero, quien señaló que, según el artículo 108 del Código Penal, “cuando a usted lo han sentenciado por una causa, esa causa, por su ausencia, prescribe; pero si es recurrente en la misma causa, la segunda sentencia no prescribe”.

Según Solórzano, LFC leyó el artículo 108 sin leer el 107. “El artículo 107 dice que la prescripción de la pena empezará desde que sentencia sea ejecutoriada. Y se interrumpe, según el 108, cuando se comete otro delito después de ejecutoriada. Y luego de ejecutoriadas las sentencias de los casos Vela y Nebot no se ha cometido otro delito. Lo que pasa es que le han dicho mal, quizás por eso habla tantas tonterías”. Los otros procesos pendientes (Mochila Escolar y Gastos Reservados) fueron anulados por un amparo constitucional, señaló Solórzano.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.