Insua dijo ayer a Ecuavisa que los incrementos dependen de las 113 tablas sectoriales. Entre los que ganan menos (128,88 dólares) están los conserjes de centros infantiles y los de más ingresos (300 dólares), los ingenieros civiles de la décima categoría.

Para realizar los cálculos, los empleadores tienen primero que incorporar ocho dólares a la base de la tabla. Estos pertenecen a las compensaciones y bonificaciones que deben unificarse hasta el 2005. Luego de eso se realiza el aumento del 8%.

Insua agregó que los empleadores tienen la obligación de colocar en un lugar visible de la empresa las tablas, para que los trabajadores puedan ver de cuánto es el alza y si se está cumpliendo con lo ordenado.
El incremento es el único autorizado para el año.

Sector público
El ministro aseguró que en el sector público no deben darse incrementos este año, excepto en cinco ministerios que tienen un rezago: Educación, Bienestar Social, Salud, Obras Públicas y Agricultura.

Explicó que solo el incremento para estos ministerios, para ubicarlos en la condición de los demás, costará cerca de 80 millones de dólares.

Insua indicó que esto significa que elevar el 30% a todos los trabajadores del sector público, como pidió la dirigencia, es imposible, pues no se podrá pagarlo. Agregó que la Ley de Unificación Salarial habla de un congelamiento para la burocracia dorada.