La fábrica de helados Pingüino dejará de importar sus productos Magnum y Cornetto, desde Chile, para producirlos localmente.

Paola Cortázar, gerente de mercadeo de Pingüino, una de las divisiones de la multinacional Unilever, informó que el helado Magnum ecuatoriano estará en el mercado desde enero del 2003.

Las pruebas técnicas se realizan desde octubre pasado y los helados importados se venderán en el mercado local hasta finales del año.

Publicidad

“La presentación será la misma, la diferencia será que ya no dirán hechos en Chile sino hechos en Ecuador. El precio será el mismo”, dijo.

Cortázar indicó que ahora, el 95% de helados que se vende en el país se produce localmente, solo los de la marca Vienetta se importan desde Chile.

La fábrica Pingüino ha invertido cerca de un millón  de dólares en la compra de nuevas maquinarias italianas destinadas a la producción de helados Magnum en su planta ubicada en la vía a Daule, en Guayaquil. Para este producto la fábrica importa las jaleas con las que se lo rellena, las que deben cumplir con normas internacionales.

Publicidad

La estrategia permitirá que Unilever exporte desde el Ecuador hacia Venezuela, país que también recibe los helados de Chile. En Venezuela la marca representativa es Tío Rico.

“La producción en el Ecuador definitivamente nos ha ahorrado dinero. En cuanto esté lista toda la documentación comenzará la venta a Venezuela”, manifestó.

Publicidad

Otra de las marcas que se dejará de importar será Cornetto. Estos helados producidos en la planta local saldrán al mercado dentro de dos semanas aproximadamente.